¿Contradice el argumento de La Casa del Dragón lo planteado por el final de Juego de Tronos? La pregunta surgió después de que, en el primer episodio de la nueva serie, el Rey Viserys I explicara a su heredera Rhaenyra un antiguo secreto familiar. Este incluyó la revelación del motivo por el cual los primeros expedicionarios de la dinastía llegaron al continente de Poniente. Más allá de la conocida versión de que se trató de una conquista total, el regente detalló que se trataba de un objetivo de proporciones legendarias. Uno que, además, contradice lo narrado en la última temporada de la serie del que proviene.

La secuencia entera, de hecho, podría cambiar información crítica sobre cómo se comprende el sentido de hacia dónde va la serie. Viserys, una vez decidido a nombrar a su hija mayor como heredera, sostiene con ella una conversación crucial. Revelando lo que parece ser un dato delicado, que se mantuvo en secreto de generación en generación, durante más de cinco reinados. 

En resumen, se trata del verdadero propósito por el que Aegón voló desde Rocadragón a la bahía de Aguasnegras. “Nuestras historias cuentan que Aegon vio una tierra rica a su alcance”, explica Viserys. Algo que coincide con la mitología del mundo de Martin. No obstante, añadió algo más. Al parecer, el comportamiento del Rey conquistador no respondía únicamente al afán de expansión de su territorio. “No fue solo la ambición lo que le llevó a la conquista. Fue un sueño. Al igual que Daenys anticipó el final de Valyria, Aegon anticipó el fin del mundo de los hombres”.

La Casa del Dragón es la nueva serie del universo de Juego de Tronos

Un misterio que termina por impactar con el argumento de Juego de Tronos

La Casa del Dragón

El dato sugiere que los Targaryen, tradicionalmente emparentados con la magia en Poniente, tenían un motivo superior para su avance a nuevas tierras. Según Viserys, el sueño de su ancestro era tan específico como para señalar la participación de la familia en un cataclismo futuro de consecuencias imprevisibles. “Comenzaría con un crudo invierno. Aegon vio la oscuridad absoluta a lomos de esos vientos del Norte. Lo que habitase en ellos destruiría el mundo de los vivos. Cuando llegue el gran invierno, Rhaenyra, todo Poniente deberá enfrentarse a él”, explicó el Rey. 

Durante años, en Juego de Tronos se habló sobre el peligro que se escondía tal invierno que cubriría el continente. En la mitología de Martin, las estaciones tienen la duración de décadas enteras y suelen ser pasos históricos de gran relevancia. Pero según el sueño del primer Targaryen en Poniente, el frío traería una amenaza más allá de cualquier ámbito previsible. Lo que se supone, ponía a la dinastía con sangre de dragón en las venas, en un lugar de responsabilidad concreto. 

“Para que el mundo sobreviva, un Targaryen debe ocupar el Trono de Hierro. Un rey o una reina tan fuerte como para unir a todos contra el frío y las tinieblas. Aegon llamó a su sueño Canción de Hielo y Fuego”. Tanto la referencia al nombre de la saga en papel firmada por Martin, como a los Caminantes Blancos, resultó desconcertante. En especial, porque pone en entredicho un panorama vital acerca de Poniente.

Un largo trecho entre hielo, fuego y dragones

Juego de Tronos

La alusión conectaría directamente a La Casa del Dragón o, al menos, parte de su argumento con lo narrado en Juego de Tronos. Pero también contradice a la octava temporada. La Gran Guerra contra los muertos no se libró con la colaboración de todas las casas. En realidad, estaban enfrentadas y divididas en un conflicto que aniquiló a una de ellas mucho antes que fuera evidente que la batalla contra los Caminantes Blancos sería inevitable.

Para el momento del enfrentamiento en Invernalia contra las huestes del Rey de la Noche, la casa Tyrell había desaparecido con la muerte de Olenna. La última superviviente de la dinastía terminó por ser asesinada a la orden de Cersei Lannister. En cuanto a esta, era la Reina en el Trono de Hierro, en medio de la amenaza de Daenerys Targaryen por recuperar el poder. 

Para mayor confusión, fue Arya Stark la que acabó con la amenaza de los muertos. Y por peculiar que resulte, con la daga que el Rey Viserys lleva en la mano, cien años atrás, mientras explica la profecía. Todo lo anterior supone una contradicción total a lo narrado en Juego de Tronos en sus últimos capítulos, que han sido controvertidos y criticados. ¿Se trata de un error de continuidad? ¿Estamos ante algo más elaborado? Todo parece indicar que, en realidad, es algo mucho más interesante de lo que cabría suponer.

La mitología de Poniente se renueva

La casa del Dragón

Semanas atrás, George R. R. Martin había comentado en una entrevista a Vanity Fair sobre las ambiciones del equipo de La Casa del Dragón. Indicó que, tanto productores como guionistas, trabajan en “ampliar” el universo. También, detalló que las contribuciones argumentales de la serie estaban basadas en los futuros libros. 

Se trata de un dato importante, debido a que tanto Vientos de invierno como Sueño de primavera todavía no se han publicado. El sexto y séptimo libro de la saga literaria contarían a detalle el final de Canción de Hielo y Fuego. Y según las palabras del autor, las circunstancias serían muy distintas a lo mostrado en Juego de Tronos.

De modo que la información del primer capítulo de La Casa del Dragón indica que hay nuevo material disponible sobre Poniente. Y, por otra parte, habría algo más que decir sobre Juego de Tronos y su final. A lo anterior, se añade una nueva serie sobre Jon Snow que ya está en producción.

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

¿Podría ser la conversación de Viserys y su heredera el abreboca para toda una nueva conclusión para la ya icónica historia de Juego de Tronos? Sin respuestas claras, algo es evidente: La Casa del Dragón tiene el potencial de reivindicar la octava y, para muchos, fallida temporada de su predecesora.

Participa en la conversación

2 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Se puede contradecir con lo que inventaron los showrunners, pero no con los libros, de los que faltan dos tomos y en cuyo último título, sigue viva más de la mitad de los personajes que se cargaron en la tele, hasta Daenerys sigue al otro lado del mar. ¿Está George R. R. Martin obligado a terminar los libros adaptándolos a los antojos literarios de unos guionistas?

  2. Esto me deja en claro que Daenerys si es la Reyna legítima del trono de hierro, a si en la serie no la dejaron sentarse en él.