Apple ya trabaja para concretar la esperada adopción del puerto USB-C en el iPhone, según Ming-Chi Kuo. El reconocido analista indicó que los de Cupertino abandonarán el conector Lightning en su smartphone a partir de 2023. Esto significa que el iPhone 15 sería el primero sin incluir la solución propietaria de la compañía californiana desde su introducción en 2012.

Kuo mencionó en un tuit que el dato corresponde a una reciente encuesta de su autoría, aunque no da mayores detalles de la misma. No obstante, el analista cuenta con un historial muy fiable de filtraciones relacionadas con los productos de Apple.

El cambio de Lightning a USB-C es algo que los usuarios del iPhone vienen reclamando desde hace mucho tiempo. Y es lógico que suceda, tarde o temprano. Los rumores en torno a esta posibilidad existen desde hace años, y se han reavivado desde que Apple comenzó a incorporar el puerto USB-C en el iPad.

Además, los californianos afrontan una gran presión regulatoria en algunos de sus principales mercados, como el europeo. En septiembre pasado, la Unión Europea dio un paso muy importante en su proyecto de un cargador único, que obliga a todos los dispositivos electrónicos a utilizar el USB-C como estándar. Y dicha directiva fue ampliamente aprobada en las últimas semanas por la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo.

Apple se ha opuesto férreamente a la idea de que el USB-C sea obligatorio en Europa, pero, si lo que informa Kuo es cierto, hará el cambio de todos modos y a escala global. De acuerdo con el analista, abandonar el puerto Lightning mejorará las velocidades de carga y transferencia de datos del iPhone, pero las especificaciones finales estarán sujetas a la compatibilidad con iOS.

Ya existe un iPhone con puerto USB-C

Si el iPhone 15 realmente llega con puerto USB-C en lugar de Lightning, no será el primer modelo de la manzana en ostentar dicha característica. El año pasado, un estudiante de robótica se adelantó a Apple y modificó un iPhone X para dotarlo de un puerto USB-C. El proyecto —claramente no oficial— ganó reconocimiento mundial, aunque su implementación supuso un verdadero desafío para el joven.

"Lo primero fue hacer funcionar la electrónica. El siguiente paso fue aplicar ingeniería inversa al conector C94 de Apple, y hacer mi propio circuito impreso con un puerto USB-C hembra. Después se establecieron y probaron los esquemas del proyecto, y lo último fue lograr que todo entrara dentro del iPhone", explicó, por entonces, Ken Pillonel, el encargado de esta iniciativa.

El impacto del "primer iPhone con puerto USB-C del mundo" fue tal que el dispositivo fue posteriormente subastado en eBay a un precio exorbitante. El comprador pagó nada menos que 86.001 dólares, cifra que excede ampliamente el valor de un iPhone 13 Pro Max con 1 TB de almacenamiento, que hoy se vende por unos 1.600 dólares, aproximadamente.

Pero más allá de eso, será interesante ver si realmente Apple da el esperado salto oficial al puerto USB-C en el iPhone. Kuo indica, además, que los proveedores que ya trabajan con Apple en componentes relacionados a USB-C se convertirán en el "foco del mercado" por los próximos años. No solo por la implementación en el móvil en sí, sino también en sus accesorios.

Queda claro que dicha posibilidad no implica solo un cambio técnico, sino también de estrategia de negocios. No olvidemos que los de Cupertino venden múltiples productos basados en su conector propietario, como cables USB-C a Lightning de 25 euros en adelante; o una amplia variedad de adaptadores en un rango entre los 35 y 100 euros.