Después de muchos rumores, y un par de filtraciones con varios renders de por medio, Apple ha presentado en su evento Peek Perfomance el Mac Studio. Un paso de gigante respecto al Mac mini y la antesala a la proxima generación de Mac Pro. Es, precisamente, un punto intermedio que representa esa evolución natural del Mac Mini de mano del Apple Silicon.

Y viene cargado de novedades: chip M1 Ultra, lo más potente de Apple hasta la fecha, un nuevo sistema de refrigeración doble, un diseño en un único bloque de aluminio y puertos; muchos puertos. Además del modelo tope de gama con el M1 Ultra, también hay opción para comprar un Studio con el M1 Max, el chip más potente de los más recientes MacBook Pro de 14" y 16".

Apple además ha presentado el Mac Studio junto con su nuevo monitor, Studio Display, una pantalla que viene a sustituir a las ya extintas Cinemas/Thunderbolt Display y como alternativa más económica a la Pro Display XDR, que se presentó junto con el Mac Pro.

Mac Studio, el Mac Pro en formato 'mini' o un Mac mini en formato 'Pro'

Por ello ha Apple ha puesto toda la carne en el asador y aprovechado la potencia extra que suponen sus chips M, ha presentado el Mac Studio, un equipo que quiere ser un Mac Pro en miniatura para aquellos que buscan un punto medio entre los equipos consumidor y profesionales. Y lo hace de la mano del chip M1 Ultra, el siguiente paso en potencia dentro de los chips propios de Apple.

El Mac Studio viene a suplir ese hueco en dentro de la gama profesional de Apple en el escritorio que hasta este momento estaba limitada al ya extinto iMac Pro y al Mac Pro. Un equipo de escritorio con unas especificaciones profesionales más en línea con lo que Apple ha venido ofreciendo para otro tipo de equipos que el consumidor general.

Mantiene el concepto del mini tradicional, pero da un salto en potencia: un equipo de escritorio al que el usuario debe dotar del resto de periféricos, con diseño compacto, pero esta vez con unas especificaciones que buscan colocar el equipo dentro de la gama de necesidades de los profesionales.

Sigue siendo tremendamente compacto: 19,6 x 19,6 cm y 9,4 cm de alto en una carcasas fabricada con una sola pieza de aluminio extruido. Es tan compacto que, según Apple, puede colocarse sin problemas debajo de la mayoría de pantallas

Como decimos, el Mac Studio es, términos de diseño, un Mac mini que crece en altura pero sigue siendo muy pequeño. El equipo crece porque Apple ha creado un nuevo sistema de ventilación que ocupa más espacio para mantener bien fresco el increíble chip M1 Ultra que monta el Mac Studio.

Apple ha diseñado para el Studio una refrigeración muy interesante, conformada con un sistema único con ventiladores de doble sentido y una serie de canales de circulación del aire situados estratégicamente con más de 4.000 perforaciones en la parte trasera e inferior de la carcasa. Según la compañía, gracias a este sistema se consigue un flujo óptimo del aire en los componentes internos, que ayuda a refrigerar los chips. Chips que por cierto son M1 Max y Ultra.

Una de las grandes ventajas que mantiene respecto al Mac mini es que incluye una amplia variedad de puertos, siguiendo la estela del modelo anterior y que Apple también trajo de vuelta en los recientes MacBook Pro con M1 Pro y Max. El Mac Studio incluye también puertos USB-C y un lector de SD en la parte delantera, para que el usuario tenga acceso rápido a conectores para cualquier tipo de periféricos, y mantiene el Bluetooth 5.0 y el Wi-Fi 6:

  • 4 puertos Thunderbolt
  • Puerto 10 GB ethernet
  • 2 puertos USB-A
  • Puerto HDMI
  • Salida/entrada de audio Pro
  • 2 puertos más USB-C o Thunderbolt 4 (Parte delantera)
  • Lector de tarjetas SD (Parte delantera)

M1 Ultra, el corazón del Mac Studio

El Mac Studio es el primer equipo de Apple que monta el también recién presentado el M1 Ultra, que según la propia compañía es un 80% más potente que el modelo de Mac Pro más reciente, con Intel Xeon, pero también habrá opciones con el M1 Max, el procesador de los MacBook Pro. ¿Cuánto de potente? Según Apple, y en sus propias comparativas usando el M1 Ultra, mucho:

  • CPU hasta 3,8 veces más rápida que el iMac de 27 pulgadas más rápido con procesador de 10 núcleos.
  • CPU con un rendimiento hasta un 90 % superior al del Mac Pro con procesador Xeon de 16 núcleos.
  • CPU con un rendimiento hasta un 60 % superior al del Mac Pro de 28 núcleos.
  • Rendimiento gráfico hasta 4,5 veces superior al del iMac de 27 pulgadas y hasta un 80 % superior a la tarjeta gráfica más rápida para Mac disponible actualmente.
  • Transcodificación de vídeo hasta 12 veces más rápida que con el iMac de 27 pulgadas y hasta 5,6 veces más rápida que con el Mac Pro de 28 núcleos.
mac Studio

Y lo mismo en las pruebas que la compañía ha hecho con el M1 Max:

  • CPU hasta 2,5 veces más rápida que el iMac de 27 pulgadas más rápido con procesador de 10 núcleos.
  • CPU con un rendimiento hasta un 50 % superior al del Mac Pro con procesador Xeon de 16 núcleos.
  • Rendimiento gráfico hasta 3,4 veces superior al del iMac de 27 pulgadas y hasta 3 veces superior al del Mac Pro con la tarjeta gráfica más habitual.
  • Transcodificación de vídeo hasta 7,5 veces más rápida que con el iMac de 27 pulgadas y hasta 3,7 veces más rápida que con el Mac Pro de 16 núcleos.

Múltiples configuraciones para Mac Studio

En función del chip que quiera usuario, el Mac Studio ofrece opciones de hasta 20-cores de CPU y 64-cores de GPU.

De la misma forma, y en función si monta el MAX o el Ultra, el Studio ofrecerá hasta hasta 64GB de memoria unificada en el caso de primero y 128GB para el modelo con el chip M1 Ultra. Ambos, eso sí, con 7,4 GB/S de velocidad de SSD y hasta 8TB de almacenamiento, y también al motor de encode y decode por hardware de H.264, HEVC y ProRres.

Estas especificaciones permiten configuraciones increíbles, y el Mac Studio tiene capacidad de mover hasta 90 millones de píxeles, o lo que es lo mismo, un buen puñado de pantallas externas de forma simultáneas:

Mac Studio, precio y disponibilidad

El Mac Studio ya se puede reservar y se entregará a partir del 18 de marzo. Sobre los precios, como siempre, todo depende de la configuración elegida. El modelo base de cada uno de los chips tiene el siguiente precio:

  • Mac Studio con M1 Max, CPU de 10 núcleos con GPU de 24 núcleos y Neural Engine de 16 núcleos: desde 2.329,00 € o $51,999.00 pesos.
  • Mac Studio con M1 Ultra, CPU de 20 núcleos, GPU de 48 núcleos Neural Engine de 32 núcleos: desde 4.629,00 € o $106,999.00 pesos.

Eso sí, para ambos modelo si se opta por los 8TB de almacenamiento habrá que desembolsar otros 2760 euros ($66,000.00 pesos), y casi 1000 euros ($33,000.00 pesos) adicionales para los 128GB de memoria unificada en el modelo con el M1 Ultra.

De Mac mini a Mac Studio, así ha sido la evolución del equipo más compacto de Apple

El camino hasta llegar al Mac Studio arranca, de hecho, con el Mac Mini. Como su nombre lo indica, siempre ha sido el más pequeño de toda la linea de productos de Apple. Siempre potencia contenida y tamaño compacto con un precio reducido, a cambio de que fuese el usuario el que pusiera el teclado, el monitor y el resto de periféricos. No obstante, en los últimos años Apple ha hecho diversas pruebas dotando al equipo con algo más de potencia enfocado a un público muy específico.

Con el Mac mini de finales de 2009, Apple cambio parte de sus especificaciones para enfocarlo a su uso en servidores, incluyendo Mac OS X Server como sistema operativo. También hizo lo propio en 2018 con un aumento de potencia (y del color del equipo), pero básicamente seguía siendo una máquina enfocada a aquellos que no querían exigirle demasiado.

Aprovechando la transición a Apple Silicon, la compañía actualizó en 2020 el mini con un procesador M1, que igualaba la potencia bruta del MacBook Pro del momento (también con M1) y del reciente iMac, que también llegaba el año pasado con el chip de Apple. Pero más allá de eso, la compañía siempre ha mantenido un perfil muy discreto en lo que se refiere a las especificaciones del mini. Hasta ahora.

La llegada de los chips de Apple, que desde su presentación hace ya dos años han dado un salto en potencia de la mano de los MacBook Pro de 2022, ha abierto la puerta a dotar al mini de una potencia que hasta ahora el equipo barato de Apple no había experimentado, al menos en las generaciones previas a los M1. Y del ahí, al Mac Studio, que además llega con el Studio Display como acompañante.