Los rumores eran ciertos. Apple acaba de presentar un nuevo monitor externo para los Mac en el evento Peek Performance: el nuevo Studio Display de 27 pulgadas y con resolución 5K (5120 x 2880). El mismo fue objeto de mucha especulación durante los últimos días, y finalmente ha sido oficializado por los de Cupertino, junto a su nuevo Mac Studio.

A primera vista, el nuevo Studio Display nos remite a otro producto que ya forma parte del catálogo de Apple. Su diseño tiene un aire que recuerda al Pro Display XDR, la pantalla que se lanzó en 2019 junto al Mac Pro.

Pero más allá de la cuestión estética, lo que verdaderamente importa es lo que lleva dentro. Es que no se trata de un monitor externo convencional, y no solo por la calidad de la pantalla expansiva Retina de 27 pulgadas. En su interior lleva integrado un chip A13 Bionic —sí, el mismo que el iPhone—, y también cuenta con una cámara frontal ultrawide de 12 MP, idéntica a la del iPad y con soporte para Encuadre Centrado.

Pero eso no es todo, ya que el nuevo Studio Display también incorpora un sistema de sonido con seis altavoces, con soporte para Audio Espacial. Y como si eso no fuese suficiente, también presenta un triple micrófono con calidad de estudio y soporte para el comando "Hey Siri". Apple lo presume como el equipamiento definitivo para videollamadas; así, se elimina la necesidad de utilizar webcams o micrófonos independientes, o de readecuar el setup para acceder a las características de audio y vídeo de un portátil conectado al monitor externo.

Apple cierra el círculo

Imagen: Apple

Un punto interesante en torno al anuncio de este nuevo monitor externo de Apple es que su desarrollo se rumoraba desde hacía varios meses. A mediados del año pasado, por ejemplo, les contamos que los de Cupertino estaban trabajando en una pantalla que incorporaba el SoC del iPhone. Si bien por entonces se apuntaba a dicho producto como un reemplazo del Pro Display XDR, eso finalmente no ha sido así, al menos con lo que hemos visto hoy.

De todos modos, queda claro que Studio Display abre la puerta para que los de Cupertino exploren un segmento de monitores más económicos. Eso no necesariamente significa que este producto sea barato, pero sí que cuesta una fracción de lo que se pedía por el Pro Display XDR cuando salió al mercado en 2019 ($4.999, sin la base).

Y si bien se lo ha presentado como el compañero ideal del nuevo Mac Studio, su uso no se limita al mismo. Así, Apple cierra el círculo. ¿Qué queremos decir con esto? Que cualquier persona con un Mac mini, un MacBook Pro, un iMac, o el modelo que sea, ya no dependerá de los productos de otras compañías cuando busque un monitor externo de calidad. Ni tampoco deberá desembolsar 5 mil dólares para mantenerse dentro del ecosistema de Apple.

Vale mencionar que el Studio Display también es compatible con el iPad Air de quinta generación —que se presentó hoy junto al nuevo iPhone SE—, y con los iPad Pro de 11'' y 12,9'' (tercera generación o más reciente), siempre y cuando ejecuten iOS 15.4, que se lanzará la próxima semana.

¿Studio Display romperá el molde de los monitores externos convencionales?

Imagen: Apple

Si nos detenemos un momento en lo que respecta al diseño, el Studio Display llega con un cuerpo de aluminio. Como dijimos anteriormente, tiene un aire al Pro Display XDR pero sin los hoyos traseros en sintonía con el Mac Pro. El monitor tiene un ángulo de inclinación de hasta 30 grados, e incluso se puede comprar con una base que permite regular tanto la inclinación como la altura. Pero eso no es todo, ya que también se puede optar por la variante con montura VESA, ideal para quienes deseen utilizarlo tanto en horizontal como en vertical.

La pantalla Retina con resolución 5K tiene más de 14.7 millones de píxeles y soporta más de mil millones de colores. Además ofrece un brillo máximo de 600 nits e incorpora la tecnología True Tone que adapta la temperatura del color según la iluminación de la habitación.

Otro punto interesante, que hereda del Pro Display XDR, es el recubrimiento con vidrio nanotexturizado. De acuerdo con Apple, esto es ideal para los ambientes de trabajo con mucha luz, sea artificial o natural. Vale mencionar que esta característica no se incluye de forma predeterminada en el Studio Display, sino que es opcional.

Lo que sí se le puede reclamar es la ausencia de ProMotion, la tecnología detrás de la tasa de refresco dinámica de hasta 120 Hz y que ya vimos en los iPhone 13 Pro y Pro Max, el iPad Pro y los más recientes MacBook Pro. Y el hecho de que el panel no sea mini LED también le puede quitar puntos a quienes busquen una experiencia más cercana a la vivida con los portátiles con chip M1 Pro y M1 Max.

Conectividad

En el apartado de conectividad, el Studio Display también presenta novedades interesantes. El nuevo monitor externo de Apple llega con tres puertos USB-C, lo que permite utilizar todo tipo de periféricos. Y si se desea conectar esta pantalla (y los periféricos en cuestión) a un Mac, es posible hacerlo con solo un cable a través del puerto Thunderbolt 3.

Y también es para destacar lo relacionado con la gestión de energía. Durante la presentación en el evento Peek Performace, Apple explicó que el Studio Display puede entregar hasta 96W a los portátiles de la manzana vía Thunderbolt, lo que permite cargar de forma rápida un MacBook Pro de 14 pulgadas, según se mencionó.

Imagen: Apple

Precio y disponibilidad del nuevo Studio Display

El nuevo Studio Display se puede reservar desde hoy en el sitio web de Apple, comenzando su entrega a los compradores el próximo 18 de marzo. Se venderá en Estados Unidos a partir de 1.599 dólares, en tanto que habrá un precio diferencial —algo más económico— para instituciones educativas ($1.499). En España, en tanto el precio comenzará en 1.779 euros.

De todos modos, la cifra cambia según la configuración del monitor externo. Por ejemplo, la versión del Studio Display con la protección de vidrio nanotexturizado cuesta 250 euros más (2.029 €). En tanto que si elegimos la base regulable en inclinación y altura tendremos que pagar 460 euros extras. Por su parte, quienes opten por la montura VESA no tendrán que pagar un adicional por ella.

Así, la configuración más costosa del Studio Display, con el vidrio nanotexturizado y la base con doble regulación, cuesta 2.489 euros.