El actor británico Tom Holland, que ha sido el rostro de Peter Parker en seis películas del Universo Cinematográfico de Marvel hasta el momento, sigue en el candelero después de protagonizar la exitosísima Spider-Man: No Way Home (Jon Watts, 2021) porque también se ha metido en los zapatos de Nathan Drake para Uncharted (Ruben Fleischer, 2022), la adaptación del famoso videojuego de Naughty Dog (2007-2017). Por ese motivo, le hemos entrevistado para que nos hable de su experiencia en este proyecto y de otros asuntos de interés.

Nos ha contado por qué el héroe del filme es muy distinto al trepamuros, lo que piensa del videojuego, qué tal ha trabajado con el director estadounidense, cómo lidia con la enorme atención que le prestan los espectadores y la prensa cinematográfica en los últimos tiempos por la fama ambivalente que le han traído los personajes a los que ha interpretado, qué motivos podría tener para no estar seguro de que volverá a vestirse de Spider-Man, si se plantea dar vida a James Bond y, en fin, algún director cuya obra le guste especialmente.

El oscarizado Bong Joon-ho es el director favorito de Tom Holland

Me encanta Bong Joon-ho. Creo que es maravilloso”, nos ha contestado Tom Holland. “Hace poco tuve el placer de reunirme con él, y he estado con él antes. Es alguien que creo que tiene un gran corazón. No ha sido corrompido por Hollywood. Es un director fabuloso, y me encanta todo su trabajo. Así que, probablemente, está en un altar en este momento para mí”. Sus palabras han causado un revuelo considerable entre usuarios estadounidenses de Twitter después de que Culture Crave y DiscussingFilm se hiciesen eco de sus declaraciones.

Sobre todo, por esa corrupción de Hollywood que no ve en el cineasta coreano, que ha dirigido por ahora siete largometrajes: Perro ladrador, poco mordedor (2000), Memories of Murder (Crónica de un asesino en serie) [2003], The Host (2006), Mother (2009), Rompenieves (Snowpiercer) [2013], Okja (2017) y Parásitos (2019), la cual ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes y en los Oscar, incluyendo el de la categoría del propio Bong Joon-ho, o varios premios BAFTA. Así que la elección de Tom Holland cuenta con unos cuantos buenos avales.