Los amantes de la tecnología y sus historias tenemos un 2022 prometedor en cuanto a series. El contexto de las empresas y startups que, para bien o para mal, han marcado el mundo en el que vivimos, parecen haberse convertido en uno de los géneros favoritos del momento para Hollywood y las plataformas de streaming.

Tras una historia de títulos en la gran pantalla más o menos acertados (Piratas de Sillicon Valley, las películas de Steve Jobs, La Red Social...) y un acercamiento a las series más que acertado desde la comedia con Sillicon Valley y de forma más serie con propuesta como Halt and Catch Fire o, la reciente en Netflix, El código que valía millones, las siguientes semanas y meses van a llegar con un montón de historias debajo del brazo con la empresa tecnológica (y sus escándalos) como común denominador.

La primera, este 27 de febrero, es el estreno de Super Pumped (producida por Showtime y disponible en Movistar+ en España), contando al historia de Uber y su polémico CEO Travis Kalanick, interpretado por Joseph Gordon-Levitt.

Poco después, el 18 de marzo, llega a Apple TV+ la historia del ascenso y el colapso de WeWork en WeCrashed, con Jared Leto como Adam Neumann, cofundador y ex CEO de la empresa, y Anne Hathaway como su esposa Rebekah Neumann.

Por último, ya a mediados de abril, en Disney+ en España, STAR en América Latina y Hulu en Estados Unidos, llegará a streaming el ascenso de la ex fundadora y CEO de Theranos, Elizabeth Holmes, con Amanda Seyfried en el papel principal en una serie llamada The Dropout. Y, por supuesto, también su caída.

Date de alta en Star+ y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como Alien, Los Simpson, X-Men y The Walking Dead. Incluye las producciones locales Star Originals y todo el deporte de ESPN, como LaLiga, la Champions o la NBA.

Star+ solo está disponible en Latinoamérica

Las historias sobre gigantes tecnológicos y unicornios venden

The Dropout

No es solo que las plataformas se hayan pues manos a la obra con esas historias que en su momento los amantes de la tecnología pensábamos que “esto debería contarse en una película”, si no que parece que tendremos más relatos sobre unicornios en el futuro.

Al menos, si prospera la apuesta de Super Pumped, creada por el equipo de Billions, con Brian Koppelman y David Levien, y que será solo la primera entrega de una antología de historias de negocios. De momento, no se sabe en qué empresa se centrará la segunda temporada, pero desde luego tienen un mar de escándalos para tomar ideas y también de historias increíbles.

Super Pumped comparte el nombre del libro del periodista del New York Times Mike Isaac. Del mismo modo, WeCrashed y The Dropout se basan en las series de podcasts de investigación de Wondery y ABC News, respectivamente, que llevan el mismo nombre.

El surgimiento de la fascinación por los fundadores de startups controvertidas podría remontarse a la década pasada, cuando llegó al cine historias como La red social (que ahora seguramente necesitaría una segunda parte) sobre Facebook -ahora Meta- y a su fundador Mark Zuckerberg, y ganó tres Oscars en el proceso.

La diferencia en este caso es que, aunque todas las empresas que ahora van a llegar a la serie han acaparado la atención empresarial, ninguna de ellas forma parte de las más grandes, sino que cada una de ellas se dedica o se dedicó a intentar perturbar por completo una industria existente. Theranos a la salud, Uber al del taxi, y WeWork al sector inmobiliario.

La historia de auge y caída tras cada una de ellas

El tema central de todas estas series parece fijarse en la noción de que operar en el lenguaje de las startups y las rondas de inversión, a veces al margen de las normas, puede dar lugar a una innovación impresionante, pero hay costes humanos cuando los fundadores de estas empresas se convencen de que su visión impulsada por el dinero de inversores pesa más que nada, o incluso se meten en una huida hacia delante continua.

Eso ha dado lugar y seguramente sigue dando lugar a dirigentes que ninguno querríamos tener de jefes, pero que parece que las industrias tecnológicas y su capacidad de crecimiento a menudo sobre expectativas ha alentado. Por ejemplo, en el teaser de WeCrashed, cuando un colega le dice: “Sabes, no eres Dios”, Leto, en el papel de Neumann, le susurra: “Tienes que admitir que me parezco un poco a él”.

La otra cara del éxito de Uber y su CEO

En septiembre de 2019, el exitoso libro de Mike Isaac Super Pumped: La batalla por Uber descorrió el telón de la destitución del polémico CEO de Uber, Travis Kalanick.

Uber fue durante algunos años una empresa que superó a grupos automovilísticos enteros en valoración bursátil, hasta que su modelo empezó a tocar tierra. Por el camino, una serie de escándalos sexuales y una cultura laboral realmente tóxica comenzó a salir a la luz, con Kalanick en el centro.

Elizabeth Holmes y Theranos

De todas las historias de estafadores tecnológicos, pocas han captado la atención de las noticias como la de la fundadora de Theranos, Elizabeth Holmes.

Resumir la historia de Theranos es complejo, pero digamos que Holmes fue capaz de engañar a buena parte de la industria inversora de la salud. Holmes fue calificada como “la próxima Steve Jobs” por su idea de crear una empresa con una tecnología capaz de hacer análisis de sangre mucho más sencillos y que revelaran grabes problemas y enfermedades. El problema es que era todo humo.

Y el éxito mal calculado de WeWork

Jared Leto y Anne Hathaway se meten en el papel de Adam y Rebekah Neumann, la poderosa pareja que está detrás de la empresa a menudo con cierto aire de secta que revolucionó el sector de los co-working.

WeWork creció al calor del modelo Airbnb para los espacios de trabajo. Salió a bolsa y después fue la empresa la que tuvo que salir de ella ante el desplome de sus acciones. Por medio, unos CEO con muchos problemas con el alcohol y más cultura tóxica.