El final de temporada de Euphoria fue un intento blando y poco eficaz por cerrar arcos narrativos y avanzar hacia otros. Sam Levinson brindó un insatisfactorio final no solo a sus personajes, también a las historias principales. Desde la redención súbita e inexplicable de Nate Jacobs, hasta la nueva perspectiva de Rue sobre sí misma y sus sentimientos. El último episodio pareció empujar a la historia hacia territorios nuevos y no siempre claros.

Pero fue la muerte de Ashtray y el intento de su hermano adoptivo Fezco por salvar su vida el punto central del episodio. Se trató de una secuencia dura, tensa y que recordó los momentos más importantes y trascendentales de Euphoria. En especial, en medio de tramas en paralelo que sorprendieron por su blandura y torpeza. El enfrentamiento de Ash contra la policía, la lucha de Fezco por evitar su muerte y la durísima conclusión de la escena sorprendió por su contundencia. Asimismo, se convirtió en el eje para comprender la nueva dirección de la serie y lo que podría mostrar su argumento en su venidera tercera temporada. 

No obstante, la gran e inevitable pregunta es una: ¿qué cambia en Euphoria con la muerte de Ash? Se trata de un personaje secundario que a pesar de tomar relevancia en la segunda temporada no impacta directamente sobre las tramas principales. Aun así, su final empuja a la serie a una nueva dirección por el mero hecho de sacudir el delicado equilibrio de la historia sobre la violencia directa.

Si hasta ahora Euphoria había mostrado conflictos personales y domésticos, la muerte de Ash vincula a la serie con un estrato distinto. Y lleva a sus personajes a una madurez súbita que podría cambiar para siempre la premisa de la serie. 

La muerte que marca una época de gracia

Durante toda la segunda temporada, Fezco pareció al borde de una conclusión trágica. Principalmente por sus conexiones con el crimen o sus devaneos con situaciones complejas y cada vez más turbias. El hecho es que el personaje pareció al borde del desastre en más de una ocasión. Por supuesto, el cúmulo de circunstancias estaban construidas para sostener que Fezco debió morir mucho antes.

La versión que el personaje era parte de una subtrama violenta en los primeros capítulos, es parte de la mitología de Euphoria. De modo que para la segunda temporada, todo parecía apuntar a su muerte o un final trágico para su arco narrativo. 

La tercera temporada puede mostrar a los protagonistas en una esfera más adulta

Así ha ocurrido, aunque de forma por completo distinta. En realidad, Fezco terminó por convertirse en el vínculo con el mundo adulto. Hasta ahora, todos los sucesos de Euphoria parecían curiosamente desvinculados de un estrato mayor y más complicado. La muerte de Ash y los insistentes intentos de Fezco por salvarle marcaron el final de una especie de época de gracia de la serie. En especial, con la irrupción de la policía y un enfrentamiento armado que sobrepasó cualquier otra percepción sobre el mundo más allá de los personajes. 

Hasta ahora, el director y guionista Sam Levinson, había procurado que todas las situaciones en Euphoria pertenecieran a un substrato doméstico casi privado. Pero la muerte de Ash y todo lo ocurrido alrededor de Fezco ponen en relieve el salto de la serie hacia otras dimensiones mucho más maduras. Especialmente porque la tercera temporada parece estar mucho más enfocada en mostrar a los protagonistas en una esfera más adulta.

'Euphoria' madura de manera torpe

Con un final de temporada que falló en concluir sus líneas argumentales principales, la serie está en terreno complicado. Sus personajes principales no lograron avanzar más allá de algunos pasos obvios y sus tramas más complicadas siguen sin resolverse. La muerte de Ash, el destino de Fezco y todo lo que involucre su resolución podría ser un buen indicativo del futuro de la trama. Sobre todo por cómo la pérdida del delicado equilibrio entre el mundo adulto y el adolescente puede sacudir el argumento. 

Date de alta en HBO Max y tendrás acceso a las mejores series y películas exclusivas como The Wire, Los Soprano o Juego de Tronos. Incluye todo el catálogo de Warner, los clásicos de Cartoon Network y los grandes estrenos como Matrix y Dune.

Euphoria acaba de madurar — de manera incompleta y torpe — y eso muestra un nuevo camino a seguir. La gran pregunta parece ser si el programa podrá asimilar un cambio mayor y continuar por nuevos caminos narrativos. O solo se trate de un nuevo truco argumental que intente sostener el fracaso de su premisa principal. Solo queda esperar.