Desde que Valve anunció la Steam Deck en 2021, la consola portátil se ha convertido en uno de los dispositivos más esperados por parte del público. Sin embargo, su desarrollo no ha estado exento de desafíos, especialmente por factores externos; el más importante, sin dudas, es la escasez de chips que afecta desde hace largos meses a múltiples industrias.

Y si bien el lanzamiento de la Steam Deck no se pudo concretar en los plazos originales, sí existe mucha expectativa de que no se produzcan nuevos retrasos. De hecho, la más reciente actualización publicada por Valve lleva tranquilidad a los compradores en tal sentido; la empresa confía en que no habrá más demoras y que podrán cumplir con la nueva fecha estipulada.

De acuerdo con la nueva actualización, la firma va "en buen camino" para ya no volver a posponer la llegada de la Steam Deck a los usuarios. Así, se espera que las primeras unidades de la consola portátil comiencen a distribuirse a fines de febrero próximo. Vale aclarar, de todos modos, que dicha previsión es ligeramente diferente a la que se había mencionado tras la primera demora.

Recordemos que la Steam Deck llegaría inicialmente en diciembre del 2021 para los primeros en reservarla. Cuando Valve se vio obligada a retrasar su llegada, mencionó que la nueva fecha objetivo era la de comienzos de febrero pero, como ahora vemos, la proyección ha cambiado para el cierre de ese mes.

Otro punto para no olvidar es que a fines del próximo mes recibirán su unidad solamente quienes tenían fecha de entrega original para diciembre pasado. Quienes inicialmente reservaron con entrega para el primer trimestre del 2022 verán su entrega demorada al segundo trimestre, y así sucesivamente.

No más demoras para la Steam Deck, asegura Valve

Que las entregas de la Steam Deck no vuelvan a sufrir demoras sin dudas es una muy buena nueva para el público. Al fin y al cabo, desde que se anunció el dispositivo se ha consolidado un hype muy fuerte en torno a él, y con justa razón. No solo por la posibilidad de acceder al impactante catálogo de Steam de forma portátil, sino también porque no se trata de un gadget gamer convencional.

La Steam Deck es, básicamente, un ordenador miniatura con prestaciones más que capaces y que ya han demostrado su potencial con los juegos más exigentes. Además incorpora soporte para multi-boot, lo que implica que se le puede instalar múltiples sistemas operativos y elegir cuál ejecutar al comienzo. También sirve como mando para jugar desde un PC, y Valve ha diseñado una base de conexión que expande las posibilidades del hardware.

No olvidemos que la Steam Deck incluso permitirá a los usuarios reemplazar algunos de sus componentes internos, aunque Valve recomiende enfáticamente no hacerlo. Lo cierto es que la consola está en camino y cada vez falta menos para verla en acción; si no aparece ningún contratiempo de última hora, los felices compradores al tope de la lista de reservas la disfrutarán antes del comienzo de marzo.