Hace unos días, Andrew Garfield aseguraba que la línea más emotiva de Spider-Man: No Way Home había sido improvisada. El “Os amo, chicos” que susurró su personaje al resto de las encarnaciones de Peter Parker fue una idea de Garfield. Fruto del momento y de la emoción, en medio de una secuencia para la historia. También una respuesta eufórica a un fenómeno que de pronto tomó proporciones de icono de la cultura pop. En un año en el que la carrera de Andrew Garfield alcanzó nuevo impulso, volver a las mallas rojas y negras fue el punto más alto. Pero también, uno de los tantos que catapultó a Garfield a lo más alto del estrellato.

La estrella más famosa de la actualidad pasó algunos sinsabores hasta coronarse como una de las personalidades que definieron el 2021. De tener un comienzo prometedor con varios films de envergadura que incluyeron Social Network (2010) con David Fincher, Andrew Garfield estaba listo para convertirse en el próximo gran actor joven. Tal vez por eso, Sony decidió que el segundo reboot del icónico Spider -Man llevaría su rostro. 

A pesar que había transcurrido relativamente poco tiempo luego del fin de la trilogía Raimi, el estudio decidió renovar la historia. Y lo hizo a través de una premisa con tono realista, nuevos actores y un Spider- Man torpe contemporáneo. La encarnación de Garfield carecía de la ternura humilde y torpe de la de Tobey Maguire. Era más parecido al chico amable, travieso y valiente a saga de cómics de Ultimate Spiderman de Brian Michael Bendis. Y quizás y contra todo pronóstico fue un éxito instantáneo. 

No obstante, The Amazing Spider-Man (2012) Marc Webb no llenó las expectativas. De hecho, hubo un considerable debate sobre sus villanos, su contexto e incluso la pertinencia de volver al narrar la historia del héroe de Nueva York. Pero una cosa era segura: Andrew Garfield había dado con el tono correcto para el personaje. Su encanto, carisma y la profunda emoción que brindó al Spider -Man de Webb fue quizás el punto más alto de una película irregular. 

Para cuando se estrenó The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro (2014) las expectativas eran altas. Pero ya fuera porque Garfield no pudo sostener a fuerza de buena actuación una película sin mayores atractivos, el reboot se fue a pique. Para finales del 2014 ya era un secreto a voces que el hipotético cierre de trilogía de Web no ocurriría. La duología y el futuro de Andrew Garfield como Spider -Man, parecía encontrarse en terreno brumoso. Por último, Sony simplemente descartó la posibilidad.

El discreto trayecto de Andrew Garfield a la fama

Los siguientes años en la carrera de Andrew Garfield fueron de maduración. En 2016 protagoniza los proyectos que demostraron su calidad como actor. Hasta el Último Hombre de Mel Gibson y Silencio de Martin Scorsese sorprendieron al público. Pero a pesar de obtener al Oscar por la primera y reconocimiento crítico, seguía siendo el chico que no encontraba un proyecto acorde a su talento. Para entonces, protagonizó un breve semi retiro y hubo algunas preguntas sobre su futuro en Hollywood. 

En 2020 protagonizó Under the Silver Lake de David Robert Mitchell y de nuevo se convirtió en motivo de interés por su actuación. Pero no sería hasta Tick Tick…Boom!, de Lin-Manuel Miranda en el 2021, cuando el éxito volvió a sonreírle. Uno que le catapultó no solo a la popularidad con una de las películas más vistas del año, sino también al respeto de la crítica. Su interpretación del dramaturgo Jonathan Larson asombró. También dejó claro que lo mejor de Andrew Garfield aún estaba por llegar.

Un trío de héroes en la Estatua de la libertad 

Los rumores comenzaron pronto. En 2020, hubo una oleada de filtraciones sobre la trama de la venidera Spider-Man: No Way Home que insinuaban una jugada maestra de Marvel. Eso mientras el Multiverso se desarrollaba y se volvía el punto central de la atención de los fanáticos. Luchando con los retrasos de la pandemia y tratando de mantenerse en pie en medio de un calendario incierto, el cierre de la trilogía Watts era una incógnita. Una que se convirtió en la obsesión colectiva del público de Marvel y un momento esencial de la cultura pop de ese año. 

Para entonces, Andrew Garfield estaba en todas partes. Con Tick Tick…Boom! convertida en un éxito de temporada y una gira de promoción a cuestas, Garfield se convirtió en el favorito de los medios. Durante buena parte del 2021, pasó de rueda en rueda de prensa negando su participación en la película de Marvel. “No recibí la llamada”, comentó en referencia a Sony y Marvel. “No estoy involucrado en el proyecto, pero me gustaría estarlo”, insistió en numerosas ocasiones. Pero mientras internet se desbordaba de imágenes en la que se le veía con su icónico traje, la expectación llegó a su punto máximo. Y finalmente, estalló. 

El estreno de Spider - Man: No Way Home fue el éxito de taquilla más rutilante del 2021. También uno de los más grandes de la historia. Y como si eso no fuera suficiente, el cierre de trilogía de Watts se transformó en un icono de la cultura pop de inmediato. La aparición de las encarnaciones previas de Spider -Man conmovió a dos generaciones de fans y también a un público asombrado por una trama emotiva. Pero fue Andrew Garfield el que se convirtió en el centro de todas las miradas. 

Garfield, que logró reivindicar a su personaje en una de las escenas más emotivas de la película. El Spider-Man de la malograda saga de Marc Webb convertido en el corazón de la película más ambiciosa de Marvel. Para cuando el primer fin de semana de éxitos de taquilla y crítica llegó, una cosa quedó clara. Andrew Garfield había regresado por la puerta grande al mundo del héroe más querido de Nueva York.

Andrew Garfield, mallas rojas y negras para el futuro 

Lo demás, ha sido un recorrido vertiginoso por el éxito. Los fansdesbordaron las redes con el hashtag #MakeTASM3 para insistir a Sony el cierre de la trilogía Webb. Por otro lado, hay rumores de todos los estilos sobre el futuro del personaje en la franquicia Spider-Man, aunque todos coinciden en algo. Andrew Garfield será el centro de dos o tres películas, el futuro universo del spiderverse de Sony y quizás la tan esperada película imaginada por el fandom. 

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Y mientras todo esto sucede, Garfield se convirtió en el actor más solicitado del momento. Con el Globo de Oro en la mano y un futuro brillante por delante, es comprensible su entusiasmo al hablar de su retorno. El “Os amo, chicos” parece no ser solo un mensaje para sus contrapartes en pantalla. También, es un mensaje para su amplio grupo de fanáticos. Garfield ha vuelto. Y de qué manera.