No hay nada como viajar a un lugar paradisíaco y disfrutarlo en primera persona. Pero no siempre es posible desplazarte a otros rincones del planeta. Tu economía personal, tu agenda laboral o una pandemia de alcance mundial, son inconvenientes para viajar. Pero la tecnología nos da un pequeño alivio. Y es que casi todo el mundo tiene hoy una webcam, y hay quien la comparte para que todos disfrutemos de sus vistas diarias.

Si por cualquier motivo no tienes la oportunidad de ir de viaje en vacaciones, puedes consolarte echando un vistazo a las cámaras públicas que abundan en internet. Las hay para todos los gustos, en distintas ubicaciones y repartidas por ciudades y países de interés turístico.

Una de esas experiencias visuales de viaje virtual es WindowSwap, una ventana virtual con la que ver el mundo desde tu televisor, ordenador o smartphone. Una experiencia audiovisual para disfrutar del mundo que nos rodea sin necesidad de viajar a esos rincones.

La webcam, el ojo que todo lo ve

Como decía, la webcam se ha convertido en un dispositivo muy común en la actualidad. Ya no sólo para realizar videollamadas. También se ha impuesto como herramienta de seguridad para quienes quieren vigilar su hogar, por dentro y por fuera. Incluso se ha popularizado su versión en forma de mirilla conectada para ver quién llama a tu puerta aunque no estés en casa.

Pero las posibilidades de una webcam dan para mucho. Por ejemplo, ser una ventana al lugar donde vives. Puede que para ti sea lo más normal del mundo. Lo ves cada día. Pero para quien vive al otro lado del mundo, tal vez le interese mirar a través de tu webcam. Esta es la idea detrás de WindowSwap.

Tan sólo tienes que pulsar en el botón principal donde dice “Open a new window somewhere in the world”. Esto abrirá una nueva pestaña o ventana en tu navegador que te llevará a una webcam conectada en ese momento. Una calle de Shangái, un jardín nevado en Finlandia, rascacielos en Corea del Sur, una casa con vistas al mar en Seattle… Pulsando el botón viajarás por el mundo a través de dispositivos webcam colocados en casas particulares o en lugares públicos.

Para aderezar la experiencia, puedes ampliar la imagen a pantalla completa y/o activar el sonido, ya que por defecto el vídeo se muestra mudo. ¿Cansado de esa ventana? Cambia a otra. Viajes por el mundo a un clic de ratón y sin problemas como las colas o las calles atestadas de turistas.

Una colección de vistas en tiempo real

Gracias a WindowSwap puedes conectar con rincones del mundo donde hayas estado físicamente o donde no hayas podido viajar todavía. Saber si es de día o de noche o qué tiempo hace…

Las webcam se van mostrando de manera aleatoria pero puedes ir guardando las que más te gusten pulsando en el botón de Bookmark. Tendrás que registrarte para así tener un usuario con el que guardar tus vistas favoritas. Incluso puedes compartirlas con el botón Share para que todo el mundo vea lo que estás viendo en Facebook, WhatsApp, Twitter o compartiendo el enlace original.

Gratis, sin publicidad y con una buena selección de ubicaciones con webcam, WindowSwap es un buen ejemplo de lo mucho que se puede hacer con la tecnología para acercarnos lugares inalcanzables o simplemente compartir nuestro día a día de una manera original.

Música y vistas de ensueño

Como añadido al proyecto principal, los responsables de este particular viaje por el mundo han creado un vídeo musical en el que se muestran 50 webcam de 20 países diferentes acompañados por una banda sonora. Como reza en la propia página, la música se compuso en Berna (Suiza), se interpretó en Ginebra (Suiza) y se dirigió en Mumbai (India).

Desde este enlace puedes acceder a una selección de vistas de patios traseros, jardines o interiores con vistas al exterior que dan la vuelta al mundo acompañados de una banda sonora ideal para relajarte y desconectar en un día ajetreado.

Encontrarás más información sobre WindowSwap en su blog oficial y en su canal de Instagram. Y si te gusta el proyecto puedes apoyarlo con un donativo.