Desde que irrumpió la pandemia de COVID-19, las reuniones virtuales se convirtieron en algo cotidiano. Sin embargo, el hardware de gran parte de las personas no estaba preparado para este desafío. Afortunadamente, quienes aún no hayan gastado dinero en una nueva webcam, podrán mejorar la calidad de sus videollamadas al utilizar la cámara de su smartphone con la aplicación Camo.

Luego de debutar el año pasado en iOS, la versión beta de Camo para Android ya está disponible. La funcionalidad de esta aplicación es bastante sencilla. Permite que el usuario utilice la cámara trasera de su teléfono inteligente para las videollamadas. Los usuarios solo tendrán que preocuparse por contar con un soporte adicional que les permita ubicar el dispositivo móvil a la altura necesaria para conseguir un ángulo óptimo.

Por lo demás, Camo cuenta con un cliente para Mac y Windows que permite controlar diferentes aspectos de la imagen. Se trata de un software bastante completo. Por ejemplo, permite configurar la resolución más adecuada (1080p HD, 720p y 360p), como así también indicar el modo preferido de trabajo (horizontal o vertical) y la relación de aspecto (16:9 o 4:3). También se puede regular el brillo, la saturación, el contraste y más.

Camo, el mejor aliado de tus videollamadas

Crédito: Reincubate

Reincubate, el desarrollador de Camo, explica que su solución es compatible con Zoom, Google Meet, Microsoft Teams, Chrome, OBS Studio, Streamlabs, Skype, Twitch, Panopto, ScreenFlow, Final Cut Pro X y docenas de otro software. En relación a la compatibilidad móvil, la aplicación funciona desde Android 7.0 Nougat en adelante. Esto es una buena noticia para reutilizar dispositivos más antiguos, ahora como una webcam.

La otra buena noticia es que mientras dure el período de pruebas en Android, todas las funciones de Camo Pro serán de uso gratuito. Para descargar la aplicación para en el móvil simplemente se debe haber clic aquí o buscarla en la Play Store. Es preciso señalar que, al tratarse de una versión en desarrollo, puede ser inestable y contener errores.

En el caso de iOS, la aplicación cuenta con una versión gratuita, pero limitada. Para la versión completa hay que pasar por caja. Hay diferentes planes, pero por 39,99 euros más IVA se puede acceder a todas las funciones.