Preguntarse por qué el estadounidense James Manos Jr. no figura como el creador de Dexter: New Blood (2021-2022), en vez de su compatriota Clyde Phillips, igual que lo fue de la primera serie de Showtime (2008-2013) resulta bastante razonable. Sigue entre nosotros y, aunque no ha destacado nunca por ser muy prolífico en el mundo del cine, debemos pensar que también trabaja como dramaturgo, habiendo estudiado en la Real Academia de las Artes Dramáticas de Londres y en la neoyorkina Universidad de Colgate, que se centra en las artes liberales.

De todos modos, su currículo cinematográfico incluye, por ejemplo, la producción de la película televisiva ¿Matamos a la animadora? (Michael Ritchie, 1993), galardonada con tres premios Emmy; la producción ejecutiva de cinco episodios de la mítica Los Soprano (David Chase, 1999-2007) y el libreto de “College” (1x05), que se llevó el Emmy correspondiente; o la producción consultiva en veinticinco capítulos de The Shield: Al margen de la ley (Shawn Ryan, 2002-2008) y la historia de un par de ellos, “Carnivores” (1x11) e “Inferno” (2x11).

Dexter Morgan según James Manos Jr.

Showtime

Dexter no es una mala persona. Siempre pensé en él como un tipo agradable”, dijo James Manos Jr. en el Festival Internacional de Cine Estudiantil de Tel Aviv en el verano de 2013. “Simplemente, tiene que matar a la gente mala. Si aceptas la premisa de que ciertas personas deberían ser castigadas por su mal comportamiento, entonces puedes ver por qué Dexter necesita matar... Es una comedia negra sobre una situación cargada de emociones”.

Sobre Michael C. Hall, al que muchos recordamos igualmente por su David Fisher en la inolvidable A dos metros bajo tierra (Alan Ball, 2001-2005) y que da vida al querido asesino hasta Dexter: New Blood, le considera “un actor brillante. Hace su trabajo con tanta gracia... Saca a relucir la humanidad de Dexter y encuentra formas de hacerlo agradable”. Según sus indicaciones, claro.

“[Al escribir] el piloto [de una serie], pones un ADN”, declaró James Manos Jr. en el Festival Mundial de Televisión de Banff celebrado en 2010. “Lo pones en todos estos pequeños pedazos del piloto que finalmente crecerán: un poco de la relación entre LaGuerta [Luna Lauren Vélez] y Dexter, un poco de la relación entre Batista [David Zayas] y Deb [Jennifer Carpenter], ciertamente de la de Deb y Dexter... Lo pones en todas estas cosas pequeñas hasta que dices: «Está bien, el ADN ha sido colocado, puede crecer, puede tener vida»”.

La lógica de Clyde Phillips para ‘Dexter: New Blood’

Showtime

En realidad, James Manos Jr. desarrolló íntegramente el episodio piloto de Dexter, es decir, fue el encargado de trasladar a la pequeña pantalla todos los detalles del mundo que había imaginado el novelista Jeff Lindsay sobre Dexter Morgan, el asesino en serie de criminales que se escondía bajo la amable personalidad de un analista forense de salpicaduras de sangre en la policía de Miami. Y consta como productor ejecutivo en los créditos de la primera temporada, pero a la cabeza del resto de los noventa y seis capítulos que suma la serie estuvo Clyde Phillips.

Su implicación creativa casi solo para encender los motores estaría motivada por algunas desavenencias con Showtime o los demás miembros del equipo; no porque no gustara su guion adaptado como le sucedió al de Jeffrey Lieber para Lost (J. J. Abrams, Damon Lindelof e ídem, 2004-2010). “Para mí, era el momento adecuado [de irme]”, explicó James Manos Jr. durante el Festival de Banff. “Me surgieron algunos problemas por los que no me habría divertido quedarme”.

Porque, en el ámbito del arte audiovisual, que es colectivo, de inevitable colaboración, “siempre hay una delicada mezcla de política y cuestiones creativas, pero fue solo una combinación de cosas”. No obstante, en su opinión, “los escritores que se hicieron cargo del programa después de que se fuera hicieron un trabajo realmente inteligente”.

Así que James Manos Jr. no se encontraba a gusto por las “diferencias creativas” habituales, dejó lista Dexter para que progresara y luego le quiso pasar el testigo a Clyde Phillips. De modo que parece lógico que sea este último, tras las otras ocho temporadas, quien nos haya traído ahora Dexter: New Blood.