The Touryst llegó formalmente a PlayStation 4 y PlayStation 5 con una novedad muy importante: es el primer juego para PS5 en resolución 8K a 60 cuadros por segundo (FPS). Sin embargo, existe un pequeño "problema" y es que la más reciente generación de la consola de Sony aún no permite sacar la imagen con una resolución mayor a 4K.

A pesar de ello, lo de The Touryst es interesante porque habla claramente de que algunos estudios ya plantean el desarrollo de sus juegos con miras a las mejoras gráficas que pueden llegar a futuro. Además, Shin'en Multimedia tendrá por siempre el honor de haber conseguido este mérito técnico antes que el resto.

Según explica Eurogamer, la resolución de 7680 x 4320 píxeles en The Touryst para PlayStation 5 se logra con renderizado interno. Esto significa que no se utilizan técnicas de escalado con inteligencia artificial, ni representación en cuadrícula (checkerboarding), ni nada por el estilo. Estamos hablando de 8K nativo al 100%.

Entonces, si la PS5 aún no permite sacar la imagen en 8K, ¿para qué renderizar el juego en esa resolución? Los desarrolladores indican que lo hacen para "el suavizado (antialiasing) del supermuestreo", cuyo fin es que la calidad de imagen en 4K sea aún más impactante.

¿Cuánto tendremos que esperar para jugar en la PlayStation 5 en 8k?

Que los creadores de The Touryst hayan logrado que su juego se renderice nativamente en 8K a 60 FPS, no significa que para otros desarrolladores sea tan "sencillo". Los títulos que requieran de mucha más potencia gráfica podrían encontrarse con grandes problemas al tratar de conseguir lo mismo.

También tengamos en cuenta que, aún si fuese posible jugar en la PlayStation 5 con esta configuración, los televisores compatibles no están disponibles en todos los hogares. Así que, a menos que se masifique su adopción en tiempo récord, hoy es difícil pensar que Sony habilite esta opción en el corto plazo.

Un dato importante a tener en cuenta es que The Touryst también se puede renderizar nativamente en 4K. Esto seguro les interesará a quienes consideren excesiva la configuración "extrema" en un juego de este tipo. Para conseguirlo solamente deben ingresar a la configuración y desactivar el antialiasing, según explicaron desde Shin'en Multimedia.

Por último, si el día de mañana Sony sí permite jugar en 8K en la PS5, los encargados del juego aseguran que solo necesitarán lanzar un parche para liberar la calidad máxima.