Tratándose de una saga tan exitosa como la del Universo Cinematográfico de Marvel, podemos esperar reacciones de todo tipo a sus largometrajes y series televisivas. Eternals (Chloé Zhao, 2021), por ejemplo, tiene el honor dudoso de haber recibido la peor calificación por parte de la crítica según los números de Rotten Tomatoes, que ahora mismo calcula un sesenta por ciento de aprobación de los analistas profesionales. Pero lo que jamás nos gusta ver es lo que ha ocurrido con ella en la base de datos de IMDb.

Primero fue el reinicio que supuso Cazafantasmas (Paul Feig, 2016) con mujeres; más tarde, Star Wars: Los últimos Jedi (Rian Johnson, 2017) y Capitana Marvel (Anna Boden y Ryan Fleck, 2019) y su actriz protagonista feminista; y, hace no mucho, Masters del Universo: Revelación (Kevin Smith, desde 2021). Todas estas obras fueron atacadas sin escrúpulos en las páginas web de votaciones y reseñas. Por parte de espectadores a los que les irritaron las implicaciones posiblemente progresistas de sus historias. Y ahora ha sido el turno de Eternals.

Los prejuicios reaccionarios con ‘Eternals’

Marvel Studios

Según ha informado The Direct y se ha hecho eco Screen Rant, el nuevo filme de la oscarizada Chloé Zhao (Nomadland) ha soportado en IMDb más de 400 votos de una estrella… sin haber sido estrenada aún, antes de que la plataforma decidiese cerrar las votaciones al público, como en ocasiones parecidas, hasta después de su lanzamiento en cines, el próximo día 5 de noviembre.

Lo que motiva este troleo es la homofobia por los dos personajes gais del largo, Phastos (Brian Tyree Henry) y Ben (Haaz Sleiman). Y podría objetarse que también había más del doble de votos con diez estrellas y otros intermedios; pero los comentarios escritos por los usuarios que ya abominan Eternals sin haber podido verla siquiera no dejaban lugar a dudas.

Para ellos, incluir orientaciones sexuales diversas en el Universo Cinematográfico de Marvel “es woke, decían, refiriéndose a los excesos del activismo contra la discriminación y la desigualdad social. Porque patatas; y como si un superhéroe gay y su pareja le impidiesen a Chloé Zhao narrarnos algo en condiciones. Y la película será mejor o peor, pero los prejuicios reaccionarios como estos no sirven para argumentar en uno u otro sentido.