Nomadland ha sido un éxito. Durante 78 años de historia, la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood se ha considerado una de las menos inclusivas del panorama del entretenimiento. No solo por el hecho de que la mayoría de sus miembros son hombres blancos de la tercera edad, sino por la rigidez en sus normas de selección. Si a eso sumamos una larga serie de conflictos entre los votantes, el resultado es una especial controversia alrededor de los Globos de Oro.

Algo que se hizo más que evidente este año. Los premios, que deberían escoger lo mejor del atípico del 2020, fueron catalogados los más “blancos” y discriminatorios en décadas. ¿El motivo? Ninguna película con elenco afroamericano llegó a las seleccionadas como mejor drama o comedia. Tampoco hubo especial representatividad en el resto de las categorías. La incómoda discusión llegó a un punto crítico cuando el rumor que la HFPA haría un esfuerzo “por enmendar el camino” llegó a todo tipo publicaciones. Eso, mientras se difundía una curiosa lista de nominados y los miembros recibían críticas por supuestamente aceptar sobornos.

Para principios de enero del 2021, la Asociación parecía atravesar su peor momento desde su creación. Hubo comentarios en webs especializadas sobre la presión que sufría la HFPA por parecer más inclusiva. Incluso se mencionó que era “la prueba de fuego” para la permanencia de los históricos Globos de Oro.

Tal vez no sorprenda del todo que la premiación del domingo pasado se convirtiera en todo un hito. Nomadland fue el símbolo de una aparente evolución de la temporada de premios. El film se convirtió en el primero dirigido por una mujer en lograr la estatuilla al mejor drama. Pero la ceremonia también hizo hincapié en otros rubros.

La película Soul de Pixar ganó dos premios, uno de ellos para el codirector Kemp Powers, el primer cineasta negro en ganar por una película debut. También hubo reconocimientos para Borat Subsequent Moviefilm a pesar de su estreno directamente al streaming. La serie de significativos reconocimientos también un premio póstumo para Chadwick Boseman, por su actuación en el film Ma Rainey’s Black Bottom de Netflix.

Por supuesto, la gran pregunta es si las considerables sorpresas en algunos de los rubros se debieron a la presión externa sobre la HFPA. El triunfo de Zhao despertó un incómodo debate sobre los méritos de la película para alzarse con la estatuilla. Nomadland competía contra Mank de David Fincher y El Juicio de los Siete de Aaron Sorkin. Y aunque el film fue el triunfador desde el año pasado en diversos festivales no es el tipo de obra que suele premiar la Asociación. También ha levantado suspicacia la súbita necesidad de la HFPA de mostrar su carácter inclusivo en otros rubros.

Pero, ¿se trata de un menosprecio a la obra de Zhao? Después de todo, Mank fue criticada por su guion endeble. Por su parte, El Juicio de los Siete ha sido alabada por su inteligente historia, pero no se considera lo mejor de Sorkin. En cuanto a The Father y Promising Young Woman, que completaron el cuadro de nominadas, jamás fueron consideradas favoritas. De modo que la interrogante reside en si el triunfo de Nomadland fue conveniente para lavar el rostro de la HFPA en medio de la controversia.

El debate sobre lo políticamente correcto

Durante el 2020, Nomadland recorrió festivales y ceremonias cosechando una larga lista de triunfos. Los premios incluyen el León de Oro en la Bienal de Venecia para Zhao como mejor directora. Un rubro que también conquistó en el Toronto International Film Festival People’s Choice Award. Como si ambos galardones no fueran suficientes, Zhao también recogió la estatuilla como mejor directora en el New York Film Critics Circle Award. Por último, el prestigioso Premio Satellite la consideró la mejor directora del 2020 y a la película, el más destacado drama del año.

Nomadland también consiguió ser la mejor película en los Gotham Independent Film. A cada premio que logró conseguir se abría el debate inevitable sobre si el extraño drama de Zhao era una concesión a lo políticamente correcto. La película narra la historia de una mujer que comienza un viaje en compañía de una colonia de nómadas. Lo hace después de atravesar una considerable crisis económica. Con su aire minimalista y su lentísimo ritmo, el guion es toda una rareza que evade explicaciones sencillas. Por lo que, a pesar de sus triunfos en ámbitos más independientes, su reconocimiento en premios de alta envergadura provoca suspicacia.

La Asociación como varios de los gremios más conservadores de Hollywood, recibió durante 2020 duras críticas por su negativa al cambio. Se habló de la incapacidad de la Industria para aceptar la evolución del cine como negocio. En medio de los grandes cambios que provocó el parón obligatorio de la pandemia, buena parte del mundo del entretenimiento afrontó una transformación forzada. El streaming se volvió un sustituto inmediato a la experiencia del cine, al mismo tiempo que películas de bajo presupuesto consiguieron una exposición inédita. ¿Se benefició Nomadland de ambas cosas? ¿O se trata de una estrategia bien medida para utilizar una película sobria, pero sin grandes alicientes para demostrar inclusión y representatividad?

No hay una respuesta sencilla para algo semejante. En especial cuando la película de Zhao es una obra pequeña, pero de considerable calidad. La recreación de la directora del tránsito interior de su personaje a través de lo simbólico sorprendió por su sutileza. A diferencia de dramas como Wild (2014) de Jean-Marc Vallée, en el que Reese Witherspoon interpreta un violento recorrido espiritual, el de Zhao es misterioso.

Hay un ingrediente mesurado, inteligente e intuitivo en la forma en que McDorman recupera su identidad y rompe con todos sus prejuicios. El resultado es un road trip que, además, se sustenta sobre una emocionante mirada sobre el individuo. Un drama intimista y delicado que desconcertó y maravilló a la crítica.

Sin duda, es muy diferente a Mank, con su espectacularidad y el peso de un nombre como el de David Fincher como punto de atención. Incluso con las críticas sobre sus inconsistencias argumentales, la mirada del director sobre el Hollywood dorado es mucho más emblemática que Nomadland, rebelde y atípica. Lo mismo podría decirse de la ingeniosa recreación de la historia de Sorkin, que utiliza con habilidad trampas y pequeñas alegorías para narrar a EE.UU. ¿Qué hizo que los votantes de la HFPA se inclinaran por celebrar a Zhao?

Ya el año pasado hubo debates semejantes cuando Parasite de Bong — Joon Ho logró una proeza semejante en los Oscar. Hubo discusiones y enfrentamientos sobre la capacidad de la película para convertirse en un fenómeno, solo por su cualidad atípica. ¿Está ocurriendo lo mismo con Nomandland? ¿Le asegura a Zhao una nominación al Oscar el mero hecho de ser una mujer que dirigió un drama intimista?

Sin duda, la mera idea es un menosprecio a una obra de indudable calidad. Pero la controversia apunta directamente a que la película, con todo su aire de obra autoral, es una reivindicación sencilla para la Industria de Hollywood. Premiar a Zhao, un tipo de director que rara vez tiene relación con el mainstream hollywoodense, es toda una declaración de intenciones. ¿Es válido algo semejante?

En realidad, no es algo tan sencillo. Zhao es la directora de uno de los proyectos más ambiciosos de Marvel para este año. Eternals ya se considera una de las películas fundamentales de la factoría de Marvel. Zhao fue contratada incluso antes de sacudir al mundo del espectáculo con su proeza con Nomadland. De modo que no se trata solo de utilizar el éxito de una directora simbólica. También los gremios de votantes intentan premiar a una película fuera del molde usual de la temporada.

Al aceptar el galardón, Zhao agradeció a sus compañeros nominados, así como a McDormand por ayudarla a crear el personaje central de la película, pero también rindió homenaje a “los nómadas” que inspiraron la película.

Nomadland, en esencia para mí, es un peregrinaje a través del dolor y la curación”, dijo. “Entonces, para todos los que han pasado por este difícil y hermoso viaje en algún momento de sus vidas, esto es para ustedes. No nos despedimos, decimos Nos vemos en el camino”.

Un largo trayecto al triunfo

Durante la última década solo tres ganadores del Globo de Oro a Mejor Película de Drama han ganado el premio de la Academia. Argo, 12 Years a Slave y Moonlight. De modo que aunque hay una considerable probabilidad que Nomadland llegue a las listas no es del todo seguro. Pero ya el Globo de Oro hizo historia. ¿Podrá repetir la proeza en el punto más alto de la temporada de premios?

Por ahora, la película de Zhao ha recorrido un considerable trecho para lograrlo. Con el Globo de Oro, Nomadland alcanzó todos los principales organismos de premios precursores con y sin crossover AMPAS, desde los Critics Choice Awards hasta el Screen Actors Guild. Así que es la candidata ideal para alzarse con los principales galardones en la futura ceremonia de los Oscar. Mientras aguarda el final del camino, Zhao parece interesada en dejar claro que su película es autoral, a pesar del entusiasmo comercial a su alrededor.

“Para mí, mi mente va a algo que se siente un poco más universal: en la soledad, podemos encontrarnos a nosotros mismos. En la naturaleza, podemos sanar. Y en la comunidad, podemos encontrar apoyo. Esas son las cosas que tomamos cuando las cosas van bien», explicó EW sobre los temas de la película y su forma de vincularlos al coronavirus. “Y cuando las cosas se derrumben, tenemos que volver a lo básico que la humanidad ha tenido desde el principio para mantenerse en pie. Y luego encontrar un nuevo equilibrio en nuestras vidas”.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.