Con el arribo de los nuevos Pixel 6 y Pixel 6 Pro, Google ha liberado la actualización a Android 12 para el resto de los móviles de la familia. Esto significa que los Pixel anteriores que sean compatibles ya pueden recibir el update a la versión más reciente del sistema operativo desarrollado en Mountain View.

Así se confirma algo con lo que se especulaba, después de la demora generada con el lanzamiento de Android 12 al Android Open Source Project. Recordemos que en años anteriores, los Pixel se actualizaban en la misma fecha en la que el código fuente del SO se enviaba al AOSP.

Recordemos que Android 12 llega con un cambio estético muy importante en comparación con versiones previas. Esto se debe a la incorporación de Material You, su nuevo lenguaje de diseño que también llega a las apps y los widgets. Pero las novedades no son solamente en las apariencias, ya que el software también incorpora un nuevo panel de privacidad, entre otras opciones ligadas al gaming.

Los modelos de Pixel compatibles con Android 12

La actualización a Android 12 se encuentra disponible para los siguientes móviles desarrollados por Google:

  • Pixel 5 y 5a 5G;
  • Pixel 4, 4 XL, 4a y 4a 5G;
  • Pixel 3, 3 XL, 3a y 3a XL.

En lo que corresponde a otras marcas, la demora en la actualización en comparación con los Pixel promete cerrarse considerablemente. Antes de fin de año, Android 12 estará disponible también para los smartphones compatibles de Samsung, Xiaomi, Vivo, Realme, Tecno, Oppo y OnePlus; también se espera más marcas sumándose con sus correspondientes updates.

¿Cómo actualizar los Pixel compatibles al nuevo sistema operativo?

Para acceder a la actualización a Android 12 en los Pixel compatibles, es necesario ingresar a la sección Sistema, y posteriormente tocar sobre la opción Actualización del Sistema.

Si bien desde este año se espera una menor brecha temporal entre la actualización de los Pixel y el resto de las marcas, es lógico que ciertas características continúen llegando primero a los móviles de Google. Ya sea a nivel sistema operativo, como también en lo que corresponde a funciones específicas de aplicaciones.