Prácticamente todas las empresas, da igual el tamaño que tengan, tienen por delante hoy más que nunca un reto que resulta de vital importancia: la ciberseguridad. Con la mayoría de los empleados en un modelo de teletrabajo completo o híbrido, se vuelve todavía más necesario extremar las medidas de seguridad que mantenga a salvo y evite la vulnerabilidad, tanto de los equipos como la documentación e información sensible.

Se calcula que la crisis del coronavirus ha hecho que alrededor de un 74% de las empresas estén planeando ampliar el teletrabajo entre sus empleados. Esto provoca nuevas brechas de seguridad que no vienen sólo por el lado del smartphone, sino también por el ordenador portátil corporativo, ahora conectado a una red doméstica o lo que es peor, una red pública.

Una de las empresas que más saben sobre ciberseguridad es Lenovo, con una gran trayectoria y uno de los portfolio de productos más completos del mercado, tanto al mercado profesional como al de consumo. Precisamente, ha sido Lenovo la encargada de elaborar un estudio en el que da algunos datos sobre cómo afecta la ciberseguridad a las empresas. Algunos de ellos son los siguientes. 

“El 74% de las empresas están planeando permitir modelos de teletrabajo completos o híbridos en el futuro. “

Desde 2019, el ataque a dispositivos conectados se ha triplicado, aproximadamente. Además, el 53% de las empresas tiene más de 1.000 archivos o documentos importantes o sensibles de fácil acceso para sus empleados. También se estipula que el gasto medio que le supone a las empresas enfrentarse a problemas derivados de la brecha de seguridad es de 3,9 millones de dólares. Con todos estos datos, es normal que cada vez más, las empresas busquen no sólo como enfrentarse a las amenazas, sino prevenirlas desde antes de que aparezcan.

Una decisión que trasciende varios aspectos

Cuando el equipo IT de una empresa se enfrenta a la elección de cuál es el mejor equipo para sus empleados,  tiene que tener en cuenta varios aspectos. Además de ofrecer equipos que sean fiables y con la potencia suficiente como para realizar su trabajo de la manera más ágil posible, es necesario que también cumpla con todos los requisitos de seguridad. Y esto no sólo se consigue a nivel de software, sino también de hardware.

Invertir en equipos fiables reduce mucho la elección final, dejando sobre el tapete a sólo unas pocas marcas. Lenovo es una de ellas, con equipos que llevan muchos años siendo la elección escogida por la mayoría de organizaciones. Además, hay que tener en cuenta que no sólo debemos escoger la empresa que ofrezca mejores productos durante la vida útil del dispositivo, sino también cuando finalice y tenga que ser reciclado.

Dentro del entorno empresarial hay muchos modelos icónicos que han predominado casi desde los inicios de los ordenadores portátiles. Uno de ellos, quizá el más importante, es el mítico ThinkPad que bajo el nombre de Lenovo, lleva años viviendo una segunda juventud. 

“ThinkShield protege todo el ciclo de vida de un dispositivo, ayudando tanto a empresas como a usuarios a cumplir con los requisitos de seguridad necesarios.”

Lenovo lleva años trabajando para mejorar la seguridad en las empresas. Una de sus últimas apuestas en esta materia es ThinkShield, un servicio que protege todo el ciclo de vida de un dispositivo, de manera completa e integral. El objetivo es que cuando una persona, o empresa, adquiera un dispositivo de Lenovo, pueda estar seguro de que no se produce ninguna vulnerabilidad en la seguridad, tanto del equipo como de la información que contiene. 

¿Cómo consigue ThinkShield asegurar la integridad de los equipos?

En este sentido, y como comentábamos anteriormente, hay pocas marcas que puedan garantizar un grado de seguridad completo. En muchas ocasiones, el bajo precio de algunos productos se debe a la externalización de la fabricación de sus componentes y de los servicios, que reduce mucho el coste pero también genera importantes brechas en la seguridad.

Lenovo, al participar en el proceso de fabricación completo de sus equipos, puede también controlar que se cumplan todos los requisitos de seguridad. Y lo hace, de manera específica, en cuatro aspectos claves:

El primer paso es durante el desarrollo del dispositivo. No es lo mismo hacer seguro un equipo ya diseñado y construido que pensar en la seguridad desde el primer momento. En este caso, el equipo ya se fabrica contando con los estándares de seguridad básicos. Los equipos ThinkPad de Lenovo cumplen esa premisa. 

“La mejor manera de hacer un equipo seguro, es haciéndolo desde el inicio del proceso de fabricación, prácticamente desde el diseño inicial. Eso hace Lenovo por ejemplo con sus equipos ThinkPad.”

El segundo aspecto es contar con proveedores de confianza que también tengan la seguridad en la mente. En este sentido, Lenovo supervisa que se cumpla por parte de cada proveedor

El tercer aspecto hace referencia a la seguridad física del equipo, evitando que los equipos caigan en malas manos y utilizando un transporte cualificado y un seguimiento de los equipos seguros. 

Por último, el cuarto aspecto hace referencia al ciclo final del dispositivo, cuando ya no sirve y el usuario o la empresa prescinden de él. Aquí entra un aspecto crítico ya que muchas personas no son conscientes de la importancia de hacer un buen borrado del disco duro del equipo. Para ello, Lenovo se compromete al borrado de todas las unidades y a su posterior reciclado, evitando que también caiga en malas manos en este sentido.

Lenovo y Microsoft, una alianza para aumentar la seguridad

Si el segundo aspecto, arriba mencionado, hace referencia a contar con proveedores de confianza que aseguren la invulnerabilidad de nuestros equipos, el más importante a nivel de software es Microsoft, de la mano principalmente de Windows 10 y, en un futuro cercano, Windows 11.

Prácticamente la totalidad de los equipos Lenovo que se comercializan incluyen alguna versión de Windows 10, en los más avanzados es Windows 10 Pro. El motivo es que se trata de uno de los sistemas operativos más seguros del mundo, con continuas actualizaciones para responder a todo tipo de amenazas. 

La alianza entre Lenovo y Microsoft se puede ver por ejemplo en la utilización de sistemas biométricos de autentificación para entrar en la sesión de Windows. Los equipos de Lenovo cuentan con los lectores de huellas dactilares más seguros del mercado. De esta manera, la unión entre hardware (Lenovo) y software (Windows) hace que el equipo esté protegido completamente contra amenazas

Llegados a este punto, y con un paradigma como en el que nos encontramos, donde los límites de la oficina física han desaparecido y las amenazas de sustracción de datos o ataques de malware crecen exponencialmente, es imprescindible contar con los mejores equipos y que la vida con el teletrabajo, no implique mayor riesgo.