En julio de 2020, Netflix lanzó un comunicado de prensa para anunciar que la temporada cinco de La casa de papel (Álex Pina, desde 2017), cuyo primer volumen se ha estrenado recientemente, será la última.

Una noticia agridulce para los seguidores de todo el mundo, sin duda, despedirse de su entretenida intriga de sus personajes y el alivio de que no la arruinarán alargándola en exceso.

“Hemos dedicado casi un año a pensar cómo destrozar a la banda. Cómo poner contra las cuerdas al Profesor. Cómo llegar a situaciones irreversibles para muchos personajes”, decía el propio creador de la serie. “El resultado es la quinta temporada de La casa de papel. La guerra alcanza sus cotas más extremas y salvajes, pero es también la temporada más épica y emocionante”. Unas frases reproducidas por todos los medios de comunicación.

Un final satisfactorio para los actores

Netflix

El gaditano Álvaro Morte (El embarcadero), que interpreta al Profesor en La casa de papel, ha asegurado en una entrevista con Alfonso Rivadeneyra para El Comercio que a sus colegas y a él les gusta el cierre que Álex Pina ha decidido para este famoso thriller español. “Cuanto más grande [es] la serie, más gente la ve y más opiniones distintas hay de cómo podrían ser el final”, ha indicado. “Yo creo que dentro de toda la gente que nos sigue cada uno se habrá imaginado en su cabeza cuál es la forma ideal de [acabar] la serie”.

Y el actor ha seguido con estas palabras: “Solo te puedo decir, y te podría hablar por el resto de mis compañeros, con quienes hemos estado charlando mucho estos últimos días que estamos de promoción y hemos tenido la posibilidad de encontrarnos, que estamos todos muy satisfechos con el final de la serie. Es imposible que le guste a todo el mundo. Y sabemos que habrá gente que diga: «Yo me esperaba esto, yo pensaba que tal…». Pero sí que estoy muy contento con el final que se le da a la serie y a los personajes. Ahora, la audiencia tendrá que decir qué es lo que opina”. No te quepa duda, Álvaro Morte.

La canasta de ‘La casa de papel’

Netflix

Pero ¿por qué decidieron ponerle punto y final en esta temporada? Para responder a esa pregunta, podemos recurrir a otras declaraciones de Álex Pina durante un encuentro virtual con periodistas el pasado mes de junio: “Hemos hecho más de 2.000 minutos de ficción con dos atracos. Creo que hemos agotado algunos de los arcos emocionales de los personajes y sus arcos de transformación. Hemos contado mucho y creo que es un buen momento para parar”, sostuvo. Es una temporada muy climácica y creo que siempre es mejor irse más temprano que tarde”.

Por lo que habíamos sugerido más arriba: no cargarse La casa de papel extendiéndola demasiado. Un aspecto con el que el director y productor ejecutivo Jesús Colmenar está muy conforme: “Tenemos muchos ejemplos en la ficción internacional de series que creemos que se alargaron demasiado”, apuntó también entonces. “Y creo que lo más inteligente que se puede hacer cuando una serie está en la cima de su éxito, como dice Álex [Pina], es irse con fuerza y hacer una temporada que sea muy especial en muchos sentidos”.

Y añadió: “[La quinta de La casa de papel] es muy diferente a todas las temporadas anteriores, y hemos puesto todos nuestros huevos en una sola canasta para terminar con fuerza”. Pero no hagáis chistes por esta expresión curiosa; mejor, alegraos de que la aventura de nuestros atracadores favoritos termine antes del riesgo de caer en picado, una posibilidad lastimosa que, como señala Jesús Colmenar, ha ocurrido en demasiadas ocasiones con otras series. Y, en cualquier caso, no olvidéis de que hay más de un spin-off a la vista...