El lanzamiento definitivo de Android 12 está a la vuelta de la esquina. Google acaba de presentar la última beta de su nuevo sistema operativo para móviles, y también ha mencionado que la versión final llegará a los usuarios en las "próximas semanas". Lógicamente, aún estamos frente a un término vago porque no se especifica una fecha en concreto, pero los de Mountain View están cumpliendo con su hoja de ruta sin mayores contratiempos.

La beta 5 de Android 12 es, además, la primera que se puede instalar en el Pixel 5a. Recordemos que dicho smartphone fue lanzado a mediados de agosto pasado, e incluso será de los primeros en recibir la versión estable del nuevo sistema. Dentro del selecto grupo de dispositivos que dará el salto al renovado software, también estarán los Pixel 6 y Pixel 6 Pro.

La última versión beta de Android 12 no muestra grandes cambios en comparación con sus predecesoras, al menos en lo que a características respecta. Sí presenta mejoras de rendimiento y soluciones para los bugs reportados en las ediciones anteriores. La finalidad de este lanzamiento es que los desarrolladores obtengan la experiencia más cercana posible a la que ofrecerá el sistema operativo una vez que llegue a manos del público general.

Material You y privacidad, los pilares de Android 12

Android 12 será el encargado de debutar Material You, el lenguaje de diseño adoptado por Google. Esto implica un cambio importante en la interfaz gráfica del sistema operativo. Por ejemplo, las animaciones son más fluidas y los temas se adaptan a los colores del fondo de pantalla. Pero además del refresco estético, el software llega con opciones de privacidad reforzadas.

A partir de Android 12, los usuarios contarán con un panel de privacidad que permitirá un mayor control sobre los permisos del dispositivo. También informará visualmente cuando las aplicaciones accedan a la cámara o el micrófono; y se incluirán interruptores para desactivar el acceso a los mismos cuando sea necesario.

En el apartado gamer, en tanto, Android 12 permitirá disfrutar de videojuegos mientras se descargan. El objetivo de Google es minimizar -y optimizar- el tiempo que se requiere desde que se comienza a bajar un juego desde Play Store hasta que se lo instala en el teléfono.