Ver las películas y las series del Universo Cinematográfico de Marvel en Disney Plus siguiendo el orden cronológico, conforme ocurren las aventuras en un tiempo lineal, es un error fácilmente argumentable. Hay escenas que no se pueden comprender así en absoluto, y la reacción emocional que se planifica en los espectadores respecto a lo que enfrentan los personajes pierde eficacia. Pero es que, además, es imposible. Y la razón de ello la encontramos en Viuda Negra (Cate Shortland, 2021).

Su trama no se sitúa en la línea temporal de la saga entre los filmes Capitán América: Civil War y Avengers: Infinity War (Joe y Anthony Russo, 2016, 2018), al contrario de lo que se ha venido diciendo hasta ahora. Y, para darse cuenta de las razones, basta que uno preste atención a ciertos diálogos en los que participa la protagónica Natasha Romanoff (Scarlett Johansson).

Los antecedentes más relevantes

Marvel Studios

La película Civil War narra la disputa entre los superhéroes de Marvel por los Acuerdos de Sokovia, que pretendían controlar sus acciones tras la catástrofe en el país durante La era de Ultrón (Joss Whedon, 2015). El grupo de Steve Rogers (Chris Evans) se muestra en contra, y por eso es perseguido por el Gobierno estadounidense con Thaddeus Ross (William Hurt) a la cabeza y la ayuda de los Vengadores a favor del tratado internacional, con Tony Stark (Robert Downey Jr.) al frente.

En cierto punto y tras un choque espectacular, Sam Wilson (Anthony Mackie), Scott Lang (Paul Rudd), Clint Barton (Jeremy Renner) y Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen) son encarcelados en la Balsa, una prisión de máxima seguridad en medio del océano Atlántico. Y, en la última secuencia del filme, el leal Steve Rogers los saca de allí sin que se nos expongan muchos detalles de cómo lo consigue. Excepto sobre el uso de la fuerza bruta, claro.

Las referencias a ‘Capitán América: Civil War’ en ‘Viuda Negra’ son la clave

Marvel Studios

La cuestión es que Natasha Romanoff sugiere en la película que no puede pedir ayuda al “supercientífico” que se pone el traje de Iron Man, y dice que los Vengadores “se han divorciado”; el contexto de Civil War, obviamente. Y la respuesta a las circunstancias del rescate en algún punto del océano las podemos hallar también en Viuda Negra por otras alusiones.

En determinados momentos, se refieren a los amigos de Natasha Romanoff apresados en la Balsa. Y la escena final del filme explica que Rick Mason (O. T. Fagbenle) le proporciona el Quinjet, que vuela igualmente en Infinity War, para poder ir a dichas instalaciones y liberar a los cuatro superhéroes. Debemos sobreentender, por lo tanto, que la heroína de Scarlett Johansson se reúne a continuación con Steve Rogers y juntos se dirigen a la prisión; y que ella tal vez permanece en el vehículo para escapar rápidamente mientras el Capi hace lo suyo.

Date de alta en Disney Plus ahora y ahorra gracias a la suscripción anual, con la que podrás disfrutar de todo su catálogo de series y películas, acceso a los últimos estrenos, al catálogo de Star y a los mejores documentales de National Geographic.

Todo ello sirve como justificación a que ella ni se plantee recurrir a ninguno de sus amigos para derribar la Habitación Roja y al terrible Dreykov (Ray Winstone). Una idea que no es ninguna tontería porque hablamos de cuatro personas disponibles para tal misión: la propia Natasha Romanoff, Yelena Belova (Florence Pugh), Alexei Shostakov (David Habour) y Melina Vostokoff (Rachel Weisz); contra todo el personal a las órdenes del villano, las letales Viudas Negras y, por añadidura, la despiadada Taskmaster (Olga Kurylenko).

Y, por supuesto, tales pistas narrativas resultan determinantes para localizar estas peripecias, no después de Civil War, sino durante la misma.