Que la cultura de los años 80 del siglo pasado lleva ya bastante tiempo de moda en el séptimo arte resulta evidente. La razón que se aduce es que tanto los creativos de la publicidad y el cine como el mayor público hacia el que se encarrilan sus esfuerzos vivieron su niñez o su primera juventud por aquel entonces; y la recuerdan con nostalgia.

Una nostalgia machacona con metalenguaje fílmico, pues suelen homenajear a películas míticas de la época como E. T., el extraterrestre (Steven Spielberg, 1982), Los Goonies o Regreso al futuro (Richard Donner, Richard Donner, 1985). Y, entre tales mitos del celuloide, también se encuentra Gremlins (Joe Dante, 1984), que tuvo una sola secuela en el último año de esta década mitificada: Gremlins 2: La nueva generación (Dante, 1990), que supera con creces al largometraje original, aunque decirlo pueda considerarse una herejía.

Joe Dante, un cineasta de capa caída

Warner Bros.

Hace mucho que su director no está en el candelero ni se informa sobre a qué proyectos cinematográficos se dedica. Su currículo incluye otras obras que los cinéfilos conocen, como Piraña (1978), Aullidos (1981), En los límites de la realidad (1983), El chip prodigioso (1987), No matarás... al vecino (1989) o Pequeños guerreros (1998). Después, por alguna causa desconocida, Joe Dante se ha sumido en la irrelevancia más absoluta.

No es que su trabajo de realizador merezca muchos elogios, pero siempre sorprende el decaimiento de un cineasta que ha estado en primera fila. La propia Gremlins recaudó más de 148 millones de dólares en la taquilla planetaria, que supondrían hoy unos 403 ajustando los números según la inflación; y fue la tercera en recaudación mundial de su año, tras Los Cazafantasmas e Indiana Jones y el templo maldito (Ivan Reitman, Spielberg, 1984).

Las labores posteriores a de Joe Dante abarcan el filme Looney Tunes: De nuevo en acción (2003), un episodio de CSI: Nueva York (Anthony E. Zuiker, Ann Donahue y Carol Mendelsohn, 2004-2013), un par de Masters of Horror (Mick Garris, 2005-2007), diez de Hawai 5.0 (Peter M. Lenkov y Alex Kurtzman, 2010-2021), otro de MacGyver (Lenkov y Paul Downs Colaizzo, 2016-2021) y uno más de Legends of Tomorrow (Greg Berlanti, Marc Guggenheim y Phil Klemmer, desde 2016).

La sátira desaforada y divertidísima de ‘Gremlins 2’

Warner Bros.

Pero algunos espectadores no podemos estarle más agradecidos por habernos regalado la continuación de Gremlins. La primera aventura se revela como una peliculita de monstruos traviesos, escrita por el prodigado Chris Columbus (Señora Doubtfire) y con cierta gracia, parodias de costumbres y de otros largos y escenas icónicas o francamente ridículas.

Pero Gremlins 2 es una propuesta muy diferente tanto en sus intenciones como en su alcance; y se yergue sobre su predecesora como una sátira desaforada y divertidísima de la moderna sociedad occidental, y como la composición más elaborada de Joe Dante. Su ingenio superior en las sucesivas situaciones cómicas o terroríficas, que se zambullen sin miramientos en el puro espíritu de los dibujos animados cafres de la Warner Brothers (con el reputado Chuck Jones para las secuencias animadas), y el cautivador delirio de los gremlins personalizados son insuperables.

Chris Columbus tuvo una muy buena idea imaginando a estas criaturas demenciales, pero ha sido el guionista Charles S. Haas (TRON) quien ha desatado todo su potencial en los disparates de Gremlins 2. Incluso el compositor Jerry Goldsmith (El planeta de los simios) se supera a sí mismo con una de sus más destacadas partituras, preñada de detalles muy satisfactorios que optimizan lo que ya había ofrecido en la banda sonora de Gremlins.

Y repiten Zach Galligan (Star Trek: Voyager) y Phoebe Cates (Lazos secretos) como los protagonistas, Billy Peltzer y Kate Beringer, muy bien acompañados por John Glover (En la boca del miedo), Robert Prosky (Pena de muerte), Robert Picardo (Aquellos maravillosos años) y hasta el gran Christopher Lee (El Señor de los Anillos) en la piel de Daniel Clamp, Fred, Forster y el doctor Cushing Catheter. Un elenco entusiasta para esa la maravilla frenética y enloquecida que es Gremlins 2: La nueva generación.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.