La Comisión Europea, una de las siete instituciones de la UE, confirma el inició de una investigación formal sobre el negocio publicitario la compañía de Google. Este movimiento, adelantado ayer por Reuters, podría derivar en una de las mayores multas de la historia por prácticas ilícitas en el mercado de la publicidad.

Los reguladores de la Unión Europea consideran que Google está presente en casi todos los niveles de la cadena de suministro de la publicidad en línea. En consecuencia, investigarán si ha usado su posición para limitar el campo de acción de la competencia al restringir el acceso a los datos de los usuarios para fines publicitarios, mientras los reserva para su propio uso.

Precisamente, Google cuenta con un enorme aparato publicitario. El gigante de Internet recopila datos para ofrecer publicidad segmentada. Después, a través de un amplio abanico de soluciones, vende espacios publicitarios y actúa como intermediario entre los clientes y plataformas de terceros.

Según un reporte de Bloomberg, esta es la primera vez que la Unión Europea examina profundamente el negocio publicitario de Google. Es decir, cuáles son los parámetros que usan para ofrecer los anuncios y establecer los precios. Además, qué es lo que sucede cuando se produce una conversión (un usuario interactúa con el anuncio).

La decisión de la UE podría marcar cambiar las reglas del mercado de la publicidad en línea si Google es obligada a cambiar su modelo de negocio. Precisamente, una investigación de la Autoridad de Competencia de Francia reveló que la compañía de Mountain View utilizó sus tecnologías para tomar una posición dominante y dejar en desventaja a los competidores. Este comportamiento se tradujo en una multa de 220 millones de euros.

Google, un gigante que se defiende

Google asegura que las empresas europeas eligen sus servicios publicitarios "porque son competitivos y efectivos". Asimismo dice que colaborará con la Comisión Europea para responder a todas sus preguntas y demostrar los beneficios de sus productos.

Si la Unión Europea considera que Google es culpable, podría enfrentarse a una enorme sanción. Las multas de la UE se basan en las ventas y tiene un límite del 10% respecto a los ingresos anuales. En el pasado, la compañía ya ha sido multada con más de 8.000 millones de euros.

De acuerdo a Forbes, el gigante de Internet obtuvo 147 mil millones de dólares en ingresos publicitarios el año pasado. Estas cifras significaron los mayores ingresos publicitarios para una única compañía en el mundo. Además, se tradujeron en a mitad de todo el gasto en publicidad en línea en Estados Unidos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.