Mientras que unos seres humanos esperan impacientes su turno para la vacunación, otros aprovechan sus influencias para alcanzarlo antes de lo que les corresponde y unos cuantos gritan a los cuatro vientos su oposición a la inmunización, hay una población en la que la vacunación está transcurriendo sin quejas ni incidentes: los grandes simios del zoológico de San Diego. Cuatro orangutanes y cinco bonobos de este centro han sido los primeros en recibir la vacuna contra el coronavirus para animales.

Efectivamente, no se trata de Pfizer, ni Moderna, ni AstraZeneca. Tampoco Sputnik V, ni Janssen, ni ninguna de las que comienzan a aprobarse. Es una formulación ideada específicamente para la vacunación, en este caso, de grandes simios. La ha desarrollado la compañía farmacéutica Zoetis. ¿Pero en qué consiste y por qué se han seleccionado estos receptores para empezar?

Los primeros animales infectados

Sabemos que el SARS-CoV-2 surgió muy probablemente en los murciélagos y saltó a los humanos a través de una especie de transición. 

Desde entonces, ha corrido como la pólvora por todo el mundo, pasando de persona a persona. Pero también ha vuelto a algunos animales. Se han detectado casos en mascotas, como perros y gatos, en especies de granja, como los visiones, y también en zoológicos. De hecho, la primera infección en animales desde que se detectó en humanos fue precisamente en ocho gorilas del San Diego Safari Park. Ocurrió en enero de 2020, cuando la COVID-19 aún se encontraba prácticamente en pañales. La mayoría pasaron la enfermedad con síntomas leves, aunque uno de ellos, de edad más avanzada, sí que enfermó gravemente y aún hoy acarrea las secuelas.

Por este motivo, puestos a vacunar en zoológicos, se ha optado por comenzar con los grandes simios de este centro. Según han explicado a National Geographic, esperan tenerlos a todos inmunizados para primavera. Además, si todo va bien, entonces empezarían a vacunar también a sus grandes felinos.

Esto no es descabellado. De hecho, ya se han documentado casos de tigres y leones infectados en zoológicos, como uno ubicado en el Bronx, en Nueva York. Posiblemente contraigan la enfermedad de sus cuidadores, a pesar de las medidas de precaución. Sea como sea, ellos también merecen protegerse, de ahí que sea tan importante esta vacuna contra el coronavirus para animales. 

¿Cómo funciona la vacuna contra el coronavirus para animales?

Esta vacuna contra el coronavirus es similar a la que Novavax ha desarrollado para humanos.

Su mecanismo de acción consiste en introducir en el organismo proteínas sintetizadas artificialmente para imitar una del SARS-CoV-2, conocida como espícula. Esta es la llave que el virus utiliza para entrar a las células, pero también la señal que alerta al sistema inmunitario de la llegada del patógeno. Por lo tanto, al suplantarla se consigue desencadenar esa respuesta defensiva que dejará al organismo protegido para una futura infección que sí sea real.

Una vez vacunados estos animales de zoológico, existe también una gran preocupación por los visones. De hecho, la primera infección documentada de un animal a un ser humano tras el inicio de la pandemia de COVID-19 fue a través de uno de ellos

El problema llegó a tal magnitud que incluso Dinamarca se planteó en noviembre sacrificar a más de 15 millones de visones procedentes de granjas, para evitar la transmisión de la infección.

Por eso, Zoetis ya ha anunciado que también está trabajando en una vacuna específica para inmunizarlos. 

Puede parecernos que los humanos somos prioritarios, pero también es importante proteger a los animales. Por ellos sobre todo, pero también por nosotros mismos. No olvidemos dónde comenzó toda esta pesadilla. 

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.