El crecimiento de Xiaomi fue de un 46% en el último año, un porcentaje que lo catapultó hasta el puesto número de tres de los principales fabricantes de telefonía móvil. Solo le superan Samsung y Huawei.

Xiaomi adelantó un puesto respecto a trimestres anteriores, colocándose por encima de Apple. Aquí, no obstante, hay que hacer un matiz importante: los de Cupertino presentaron los nuevos terminales iPhone semanas más tarde de lo habitual, lo que habría influido en los datos presentados de sus resultados trimestrales presentados en el día de ayer. Concretamente, las ventas cayeron un 7% respecto al periodo anterior por el motivo mencionado.

Eso no obstante, no desmerece el claro progreso de Xiaomi. La propuesta de lanzar terminales de gama baja, media y alta con precios atractivos han cautivado a los clientes que buscaban terminales económicos pero con buen rendimiento. Un claro ejemplo de ello es el Xiaomi Mi 10T y 10T Pro que pudimos analizar hace unos días. Un terminal que prácticamente ofrece todo que un usuario busca con un precio muy competitivo.

Xiaomi se posiciona con las grandes marcas

Huawei ha sido destronada por Samsung, pero aquí encontramos un matiz bastante notable: las sanciones impuestas por Estados Unidos hacia la marca china. Las acusaciones vertidas por Donald Trump, unida a las sanciones, penalizaron seriamente a la marca en cuanto a volumen de ventas. Aun así, han sabido esquivar muy bien las barreras para seguir estando entre los tres primeros fabricantes del mundo.

Samsung por su parte, vuelve a coronarse como la marca que más smartphones vendió en el último trimestre. La marca coreana además presentó unos resultados históricos al generar los mayores ingresos de su historia gracias a sus divisiones de componentes de telefonía móvil.

Xiaomi, en cambio, ha sabido jugar muy bien sus cartas y aprovechar muy bien los diferentes mercados para ofrecer un smartphone acorde con las necesidades de estos.

Una competencia cada vez más reñida

Oppo

Los fabricantes de telefonía móvil siguen aumentando en número. Marcas como Oppo, Vivo o Realme siguen creciendo en volumen de ventas. Sus apuestas están calando en los nuevos clientes que quieren experimentar con nuevas marcas que ofrecen un producto bien equilibrado con precios competitivos.

Hace unos días pudimos probar los nuevos Realme 7 y 7 Pro, donde encontramos un terminal que cumplía perfectamente con su cometido dentro de su rango de precio, aunque sin destacar excesivamente fotografía.

Las fuertes apuestas de terminales con buenas sensaciones, unidas a descuentos y colaboraciones con mayoristas, les brindan una visibilidad muy positiva para adentrarse y explorar nuevos terrenos de mercados que quizás con otro tipo de inversión hubiera sido algo más lenta.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.