Mark Zuckerberg ofreció un dato bastante llamativo sobre WhatsApp durante el informe de ganancias trimestrales de la compañía Facebook. Cada día se envían alrededor de 100.000 millones de mensajes a través de la aplicación de mensajería instantánea de referencia.

Esta cifra generalmente estaba reservada para días claves como año nuevo, pero no durante un uso diario sin fechas señaladas. Hace cuatro años, en 2016, la suma de los mensajes enviados por Facebook y WhatsApp sumaban 60.000 millones de mensajes. Gracias a ese dato, podemos observar mejor la perspectiva del volumen de crecimiento..

Es evidente que cada día abusamos más de WhatsApp para nuestras comunicaciones, no solo entre amigos o familiares, también a nivel profesional -algo que no se debería hacer en ciertos sectores-. La factibilidad de uso y la expansión entre los usuarios, hizo que WhatsApp lanzara una versión profesional que algunas empresas incluso han convertido en un canal de comunicación oficial.

WhatsApp sigue imparable frente a otras alternativas

WhatsApp

Sin lugar a dudas, WhatsApp no solo se ha convertido en una aplicación prioritaria cuando compramos un nuevo smartphone, es la herramienta de comunicación por excelencia en cualquier dispositivo móvil. Existen otras aplicaciones que ofrecen el mismo servicio, pero no alcanzan los niveles de la app propiedad de Facebook.

iMessage de Apple, Telegram, Signal y WeChat son solo algunas de las aplicaciones que podemos encontrar en la tienda de aplicaciones de Google o iOS. Aunque dependiendo de la región tienen un volumen mayor o menor de usuarios, lo cierto es que WhatsApp reina en casi todas ellas.

En el caso de Apple con iMessage, Tim Cook -CEO de la compañía- afirmó que están experimentando un aumentado récord en cuanto al uso de mensajes entre dispositivos Apple. Aunque al contrario que Mark Zuckerberg, no ofreció datos concretos.

Las llamadas telefónica han dado paso a los mensajes de WhatsApp

Hace solo unos años decíamos que para qué queríamos escribir un mensaje si podíamos llamar por teléfono y ahorrarnos el SMS. Ahora todo ha dado un giro de 360º, preferimos un mensaje o audio en WhatsApp en vez de una llamada telefónica.

La respuesta podría ser la interrupción. Una llamada telefónica tiene el inconveniente de que nos interrumpe de manera brusca y debemos pausar nuestra actividad para atender una solicitud. La llamada telefónica carece de información previa, así que necesitamos aceptarla sí o sí para conocer el motivo de la llamada. En caso contrario, no recibiremos la información.

En cambio, con un mensaje de texto -sin coste- y la posibilidad de ver previamente la información a través de una notificación en la pantalla de nuestro smartphone, nos permite decidir si realmente tenemos que atender la petición o si puede pasar a segundo plano y responder en otro momento.