En meses recientes surgieron rumores sobre una posible subida de precios en los planes de Netflix. La especulación nació, de hecho, porque la compañía abrió la puerta a este movimiento durante su informe financiero correspondiente al segundo trimestre fiscal de 2020. Hoy finalmente la plataforma confirmó que subirá el costo de su servicio, aunque por el momento solo en Estados Unidos, según informa la cadena CNBC.

Netflix aumentará los precios de la suscripciones estándar y premium. La primera pasará de $12,99 a $13,99 dólares, mientras que la otra de $15 a $17,99 dólares. Por su parte, el plan básico se mantendrá en $7,99 dólares mensuales. Debido al aumento, las acciones de la compañía incrementaron su valor en un 4%, señal que lo inversionistas vieron con buenos ojos el incremento. La última vez que subieron los precios en el país norteamericano fue durante enero de 2019.

Evidentemente, la reacción de los inversionistas no será la misma de los consumidores. Aunque la subida no fue significativa, hacer este tipo de movimientos en plena pandemia genera descontento. En Estados Unidos, pese a que la actividad económica se reactivó rápidamente, muchas personas continúan confinadas en sus hogares y ver contenidos en Netflix es una de las principales actividades para distraerse.

Una "promesa" rota

Aunque durante el primer trimestre señalaron que no habría ningún aumento de precios en 2020, la realidad es que generar contenido original cuesta mucho dinero, y Netflix lo necesita. A pesar de que en los últimos años se han sumado competidores como Disney+ y Apple TV+, mientras que Amazon Prime Video ha reforzado su catálogo, ninguna ha logrado hacer sombra a la gran biblioteca de Netflix. Tan solo en el presente año han estrenado múltiples series y películas en medio de una pandemia.

Los ingresos, si bien no han podido cumplir las expectativas en los últimos dos trimestres, siguen en aumento. En el tercer trimestre reportaron un crecimiento del 22,7% respecto al mismo periodo del año anterior. Sin embargo, no ha sido posible mantener el ritmo de nuevos suscriptores, que durante los primeros meses del confinamiento aumentaron sustancialmente. En el Q3 solo registraron 2,2 millones de suscriptores adicionales, una caída considerable si los comparamos con los 6,8 millones del mismo periodo de 2019.