Xiaomi publicó una patente que se refiere a un método para bloquear llamadas no deseadas en el móvil. De acuerdo con el documento, esta función solucionaría el problema de recibir notificaciones de este tipo de llamadas, algo que termina distrayendo a la persona que en un principio no pensaba responder.

Un reporte de Gizmochina indica que la patente de número CN201410594119.6 fue registrada por Xiaomi en 2014. El documento lleva por título Método y Dispositivo para Bloquear Llamadas y fue publicada recientemente por el fabricante chino.

La descripción menciona que esta patente "resuelve el problema de que cuando un teléfono marcado como desconocido llama, el teléfono móvil todavía le recuerda al usuario que el usuario debe colgar o contestar, lo que aún causa interferencia al usuario."

El método de Xiaomi identifica llamadas maliciosas y las bloquea

Llamadas no deseadas en Android

El método identifica la llamada entrante y obtiene la identificación basándose en el número. Posteriormente detectará si la llamada es maliciosa para saber si alerta o no al usuario. En caso de que se trate de una llamada no deseada, el sistema no notificará al usuario y procederá a bloquear el número.

El funcionamiento es similar a lo que ofrecen aplicaciones como Truecaller, quien tiene una base de números de spam y permite bloquear las llamadas automatizadas. La idea de Xiaomi sería integrarlo como base de MIUI para una siguiente actualización.

Android tiene otra opción parecida en donde podemos filtrar llamadas de spam. Si el número que nos llama se encuentra en una lista negra, no recibiremos notificaciones o mensajes de voz. La llamada quedará registrada como perdida en el historial cuando lo revisemos más tarde.

El tema de las llamadas no deseadas no solo se limita a bancos o empresas de telemarketing que nos abruman con encuestas. En fechas recientes grupos delictivos operan haciéndose pasar como personal de alguna institución financiera para obtener datos personales. Con una serie de preguntas dirigidas estratégicamente se busca que el usuario comparta información confidencial para hackear después el acceso a su cuenta.

De momento se desconoce la fecha en que Xiaomi implementará esta opción. Pese a que la patente fue registrada en 2014, la compañía recién publicó la aprobación por lo que lo único que resta es verla aplicada en sus smartphones.