El Xiaomi Mix 4 fue presentado este martes haciendo gala de una planilla de especificaciones más que interesante. Pero, sin lugar a dudas, uno de los puntos que más expectativa generaba era la cámara frontal bajo la pantalla. Si bien ya existen modelos de smartphones que implementan esta característica, hasta el momento los resultados no han sido los deseados.

Sin embargo, Xiaomi se propone revolucionar este apartado de la mano del Mix 4. Si la cámara delantera está a la altura de lo que promete, en poco tiempo veremos propuestas similares en dispositivos de otras marcas. Pero si todavía no te queda claro cómo funciona este sistema, te lo contamos a continuación.

El nuevo Xiaomi Mix 4 incorpora la tecnología CUP o Camera Under Panel. La misma permite que la cámara frontal se esconda bajo la pantalla del móvil, sin afectar la calidad de las fotografías o los vídeos capturados. De hecho, la firma china asegura que las imágenes mantienen sus verdaderos colores y detalles; para ello requiere del software y el hardware del teléfono trabajando en conjunto.

Xiaomi explica que la tecnología CUP es capaz de mantener una visualización de 400 píxeles por pulgada en la zona de la cámara frontal bajo la pantalla. Pero además de ofrecer la misma densidad de píxeles que en el resto del panel, se encarga de igualar el detalle de los colores y el brillo. Así, el sensor de 20 MP pasa completamente desapercibido para el ojo humano.

¿Cómo logra Xiaomi que las fotos y vídeos de la cámara frontal del Mix 4 no sufran alteraciones?

Según publicó la compañía, un punto clave en esta historia es la tecnología de píxeles de microdiamantes. Esto permite que la cámara del Xiaomi Mix 4 reduzca el tamaño de los píxeles, mientras simultáneamente aumenta su brillo.

Además, el renovado diseño de la circuitería aumenta la transparencia de la pantalla en la zona de la cámara, mientras que los circuitos de subpíxeles transparentes minimizan la difracción de la luz con sus patrones de onda únicos. Todo esto, acompañado por un cableado basado en óxido de indio y estaño (ITO, por sus siglas en inglés), que trabaja junto a algoritmos de procesamiento de imágenes.

Más allá de los tecnicismos, Xiaomi ha puesto todo su empeño en la tecnología de cámara bajo la pantalla del Mix 4. La compañía china asegura que el desarrollo de la nueva tecnología CUP le ha demandado cinco años, y que ha evolucionado a lo largo de tres generaciones con el trabajo de cientos de ingenieros. Pero eso no es todo, ya que ha también ha requerido el registro de 60 patentes y una inversión de 77 millones de dólares.