Sony ha presentado sus resultados financieros con algunos datos interesante respecto a su división de entrenamiento, PlayStation. Estos datos corresponden al primer trimestre del año fiscal, de los meses de abril a junio, algunos de los más duros de los confinamientos alrededor del mundo por la cuarentena del coronavirus.

En este sentido, la compañía dice que en estos meses han vendido casi dos millones de consolas, una cifra importante pero lejos de los resultados de otros trimestres pero muy buenas cifras para ser el final de la generación de consolas, con la llegada de PS5 a la vuelta de la esquina. En total, con estos son 112 millones de consolas PlayStation 4 vendidas en su ciclo de vida, al menos hasta este momento.

PlayStation: buenas cifras con menos hardware y más software

Lo que si han crecido son los ingresos derivados de software y servicios, cerca de un 23%. O lo que es lo mismo, de la venta de juegos y de las suscripciones PS Now y PS Plus, que ya tiene 45 millones de suscriptores. De esta forma, Sony sigue ingresando beneficios por sus juegos, de los que destacan The Last of Us 2 y Ghost of Tsushima como dos lanzamientos muy fuertes que han ayudado al crecimiento durante este trimestre.

En lo que respecta a PS5, Sony dice que mantienen el lanzamiento en las fechas fijadas para finales de año, y que además, tal como adelantamos, han aumentado la producción de la consola un 50% de cara a cubrir la demanda esperada para el período navideño, después de que muchos analistas apuntasen a una escasez de oferta provocada por los problemas de suministros debido al Covid.

A este respecto, Sony apunta que ha abordado pequeños problemas relacionados con COVID-19 en su cadena de suministro de PS4, además de confirmar que "no han surgido problemas importantes" con el desarrollo de juegos propios o de terceros.

Si nada cambia, en el próximo evento de la compañía se presentarán algunos de los títulos y novedades para la recta final de la PS4, sin que se espere ningún gran lanzamiento de first party o anuncios específicos de su próxima consola, la PS5, al menos en el plazo inmediato.