Zoom anunció la incorporación de Alex Stamos, ex director de seguridad de Facebook, como asesor externo para ayudarle a resolver los problemas de seguridad que enfrenta la aplicación. Luego de varias semanas con reportes de vulnerabilidades, la compañía decidió coger el toro por los cuernos y traer alguien con amplia experiencia en este terreno para garantizar la privacidad de los usuarios.

Eric Yuan, presidente de Zoom, detalló un plan de 90 días para reforzar las iniciativas clave de privacidad y seguridad. Sumado a la incorporación de Stamos, Yuan anunció que ha formado un Consejo y Junta Asesora de Directores de Seguridad (CISO) que actuarán como sus asesores personales y está conformada por oficiales de seguridad de otras empresas como VMware, Netflix, Uber, Electronic Arts y más.

La llegada de Alex Stamos como asesor se da después de una serie de tuits que publicó el ahora profesor de la Universidad de Stanford. Hace unos días Stamos dijo que sería una semana crítica para Zoom y sus accionistas, anticipando que las cosas empeorarían y que eso presentaba una oportunidad para que la empresa lanzara un plan de un mes en donde debería demostrar más transparencia.

En una entrada en Medium, Stamos dijo que luego de esos tuits recibió una llamada de Eric Yuan, en donde hablaron de los desafíos que enfrenta Zoom para responder al crecimiento de usuarios y al cumplimiento de las expectativas de seguridad. Yuan pidió a Stamos su ayuda para mejorar la seguridad y privacidad de la aplicación a lo que aceptó de inmediato.

El ex jefe de seguridad de Facebook no será un empleado de Zoom, ya que solo fungirá como asesor externo, al igual que el consejo de otros expertos en la materia de compañías como HSBC o NTT. Stamos no ofreció información específica de cómo resolverá los problemas de la popular aplicación, aunque dijo que "le atraen los problemas difíciles" y que los desafíos de seguridad de Zoom son "fascinantes".

Zoom fue demandada por uno de sus accionistas

El CEO de Zoom se abstuvo de hacer comentarios de la demanda colectiva que enfrentan. Michael Drieu, un accionista de la empresa, acusó a la compañía de ocultar deliberadamente las fallas de seguridad en la plataforma, según reporta CNET.

Drieu presentó una demanda en un tribunal federal de Estados Unidos en donde acusa a Zoom de afirmar falsamente que el servicio tenía cifrado de extremo a extremo. Los problemas de privacidad de la plataforma se sabían desde julio de 2019, aunque no fue sino hasta la pandemia del COVID-19 que la compañía tomó acciones luego de los diversos reportes de vulnerabilidades.

Zoom enfrenta un futuro complejo, aunque la presencia de Stamos será de gran ayuda en resolver los huecos de seguridad. Por ahora la aplicación ha sido prohibida por empresas como SpaceX, la NASA y diversos centros educativos de EE.UU., quienes sugieren el uso de Microsoft Teams u otras alternativas más confiables.