Los fallos de seguridad de Zoom orillaron a las escuelas de Nueva York a dejar de utilizar el software de teleconferencias. Luego de una advertencia emitida por el FBI a finales de marzo, el Departamento de Educación de la Ciudad de Nueva York advirtió a sus profesores no utilizar la aplicación con el fin de no exponer las videollamadas a un secuestro de VTC, también conocido como Zoombombing.

Las intrusiones a videollamadas de Zoom es un problema frecuente de las últimas semanas en donde personas toman el control de la conversación para espiar o interrumpir con insultos y mensajes de odio. A finales de marzo ocurrieron dos casos en escuelas de Boston donde los intrusos insultaron, revelaron datos personales del maestro y uno de ellos mostró sus tatuajes con la esvástica.

De acuerdo con Business Insider, estos incidentes causaron que el Departamento de Educación tomara la decisión de prohibir la plataforma y sugerir Microsoft Teams como alternativa para llevar a cabo teleconferencias. Otra opción es llevarlas a cabo en Google, que recién fue validada como segura para efectuar clases y reuniones.

Si bien el FBI ha emitido una serie de recomendaciones para asegurar que las teleconferencias sean privadas, con uso de contraseña y sala de espera, los centros educativos han optado por dejarla de lado sumándose a SpaceX, NASA y otras organizaciones que le dan la espalda a Zoom por sus problemas de privacidad.

El coronavirus catapultó a Zoom, pero sus fallos de seguridad lo están venciendo

Hace unos días Elon Musk prohibió a sus empleados el uso de Zoom para conferencias y reuniones. Por medio de un correo electrónico, el jefe de SpaceX advirtió a sus trabajadores sobre el uso del software y les pidió optar por medios convencionales como el email, mensajes de texto y llamadas telefónicas como medio alternativo de comunicación.

La cuarentena por coronavirus orilló a que muchos buscaran alternativas para efectuar videollamadas de trabajo o con sus seres queridos. Gracias a lo sencillo que resulta configurar y utilizar Zoom, millones de personas se volcaron al uso de esta aplicación. El problema es que el software está plagado de vulnerabilidades que han dejado expuestos datos sensibles y videollamadas con una simple búsqueda en internet.

A pesar de que sus creadores ya anunciaron que pausarán el desarrollo de características para centrarse en resolver los fallos de seguridad, la realidad es que cada día se expone un nuevo problema. El más reciente tiene que ver con algunas videoconferencias que fueron enrutadas a servidores en China, un problema grave si tomamos en cuenta que no existe cifrado de punto a punto.