The Walking Dead se despide hasta nuevo aviso de la pantalla con un episodio desabrido y sin mayor relevancia. La temporada 10 queda pendiente de su episodio final, el cual será emitido como especial en algún momento de este 2020. Recordemos que en días anteriores se dio a conocer que el capítulo final de la temporada 10 no pudo ser terminado por el paro de labores por el coronavirus.

Te recordamos no seguir leyendo si no estás al día con la temporada 10 de The Walking Dead.

Sabemos bien que no todos los episodios de una serie son buenos —excepto, claro, Better Call Saul—, pero la mala suerte le cayó en pleno al público que ha seguido la última temporada de esta serie basada en los cómics de Robert Kirkman. Y es que nunca antes nos tuvimos que despedir de una entrega como lo hicimos en el episodio "The Tower": sin ninguna gracia.

El capítulo es plano, sin acción, con apenas unos movimientos en las fichas y, para colmo, es lo último que veremos de la décima temporada, hasta que pueda ser terminado el verdadero final. Sí, es verdad que Carol se sincera con Kelly, incluso le pide perdón por su egoísmo. También que Negan habla con Lydia y llegan a una especie de catarsis que ambos necesitaban para seguir adelante. Por otro lado Daryl y Judith tienen una escena emotiva que nos demuestra por qué estamos seguros de que Daryl será el último hombre en pie y por qué Judith podría ser su acompañante en ese apocalipsis complejo y mortal.

Por otro lado está lo ocurrido con el personaje que conocimos al final del episodio pasado: Princess. Recordemos que Eugene, Yumiko y Ezekiel fueron a Atlanta con la intención de llegar a la cita con Stephanie, la misteriosa chica con la que el smarty pants ha estado platicando durante los últimos meses. Princess da muchas pistas de su estado mental con lo que hace con los caminantes, con la forma en la que habla y, además, porque dice que lleva más de un año de no cruzar palabra con otras personas. Vaya lío.

En su excéntrica presentación Princess mata a un pequeño grupo de caminantes que se acerca a ellos, sin embargo, espanta a los caballos de nuestros amigos y se quedan sin medio de transporte. Ella les dice que no se preocupen, que les conseguirá "ruedas". Luego de varias vueltas, de introducirlos a un campo minado y de acabar con la paciencia de los tres, por fin revela que está rota por dentro y que se siente sola. Así que, contra todo pronóstico es Yumiko la que la invita a ir con ellos a su viaje. Por otro lado, tal como lo prometió, los lleva a un garage en donde hay un depósito de bicicletas. La famosas "ruedas" prometidas.

Quien está complicando las cosas para todos es Beta, que junto a sus pocos Susurradores fieles, lleva la horda a las puertas de la comunidad de nuestros protagonistas. Quizá aquí es donde hubo poco más de tensión en el episodio, pues los caminantes si bien pueden ser exterminados con cierta facilidad, cuando están en grandes cantidades son peligrosísimos. Esto lo sabe bien la comunidad, por lo que ya se preparan para hacerle frente a esta amenaza que está llegando a sus puertas.

Con un poco de nostalgia nos despedimos de esta temporada que, aunque ha ido por un camino más o menos interesante y nos ha dado grandes momentos, nos deja en un limbo extraño que sabe a casi nada en estos tiempos en los que la realidad se nos revela más siniestra que la ficción. Sabemos que a pesar de todos los esfuerzos para mantener el drama a flote, The Walking Dead no siempre lo ha conseguido, y, además, ahora nos queda esperar el verdadero final de temporada. No debemos perdernos del material que desde hace días se dio a conocer: el sneak peak de que Maggie (Laura Cohen) que regresa al drama. Sin duda es una buena noticia después de la despedida de Michonne. Debemos aceptar que, tanto para el drama de AMC como para la vida real que llevábamos antes de esta pandemia, para bien y para mal ya nada volverá a ser como antes.