El mecanismo de plegado del nuevo Motorola Razr plegable podría no ser tan resistente como la marca quiere transmitir. Tras ser sometido a un test que pone a prueba su durabilidad, este ha terminado por fallar 27.000 repeticiones de plegado después.

El test, realizado por CNET, es similar al que el medio ejecutó el pasado año con el Samsung Galaxy Fold, el cual resistió un total de 120.000 plegados consecutivos. Estos se situaban por debajo de los 200.000 que anunciaba el fabricante, pero también muy por encima del número obtenido por el Motorola Razr, cuya bisagra comenzó a presentar fallos en su funcionamiento antes de alcanzar las 30.000 repeticiones.

Motorola no ha especificado cuál es el número exacto de plegados que debería poder soportar según sus pruebas internas, aunque sí asegura que el terminal debería ofrecer una experiencia de uso correcta durante al menos dos años. 27.000 repeticiones lo situaría por debajo de esa cifra, teniendo en cuenta que diversos estudios sitúan entre 80 y 100 veces el número medio de veces que una persona desbloquea su terminal.

Pantallas plegables y durabilidad

La posibilidad presentar fallos o desperfectos tras un tiempo de uso es algo que sobrevuela a los smartphones plegables después de los hechos ocurridos con el Galaxy Fold, donde los problemas con su pantalla provocaron que la gigante surcoreana tuviera que retrasar su lanzamiento. Motorola, por su parte, ya ha avisado de que "los bultos son normales" si aparecen en el panel del terminal.

Una premisa que no parece sentarle demasiado bien a un smartphone que en España se comercializará por 1.599 euros. La nueva prueba, aunque irreal en términos de representación de la realidad –nadie pliega y despliega su smartphone de manera consecutiva a esa velocidad durante un largo periodo de tiempo–, vuelve a arrojar una sombra sobre la calidad de los mecanismos que se ocultan bajo dichas pantallas.

👇 Más en Hipertextual