Los rumores sobre el iPhone de 2020 toman cada vez más fuerza a medida que nos acercamos al final de año. Sumado a la presencia del 5G, un nuevo diseño y la eliminación del notch, Apple implementaría pantallas más delgadas en los modelos Pro y Pro Max.

El reporte viene de ETNews, quien asegura que Samsung y LG serán los únicos fabricantes de pantallas de los próximos iPhone, dejando fuera del camino al armador chino BOE Technology, quien estaría negociando con Apple para ser un proveedor adicional.

De los dos fabricantes surcoreanos, Samsung Display se encargará de las variantes Pro y Pro Max, que contarían con un panel OLED con tecnología Y-OCTA. La diferencia de estas pantallas con las actuales es que Samsung integra en una misma capa el panel y el sensor táctil, permitiendo reducir el grosor del display y el costo de fabricación.

La empresa surcoreana debutó esta tecnología en la pantalla del fallido Galaxy Note 7 y continuó aplicándola en los modelos posteriores. Si bien LG es capaz de fabricar un panel similar, el resultado final y su infraestructura no están a la par de lo que otorga Samsung Display, por lo que solo se encargará del iPhone convencional de 6,1 pulgadas.

En términos generales, Samsung dominaría la fabricación de pantallas en el próximo iPhone, compartiendo responsabilidades con LG en el modelo básico. Sumado a esto, se rumorea que el modelo de 2021 contará con una pantalla con sensor Touch ID integrado, permitiendo que los usuarios puedan desbloquear el móvil colocando su dedo en cualquier parte del display.

Esto no reemplazaría al Face ID, sino funcionaría más como un complemento que pueda utilizarse en situaciones en las que el desbloqueo facial es menos factible, como cuando tenemos el iPhone sobre la mesa, por ejemplo.

👇 Más en Hipertextual