ProMotion, una de las tecnologías más innovadoras y diferenciales del iPad Pro, podría abrirse paso en los iPhone de 2020, según el diario Digitimes. Su inclusión permitiría ajustar de forma dinámica la tasa de refresco de la pantalla, que podría alcanzar un máximo de 120 Hz –el doble que los paneles presentes en el iPhone 11 Pro–.

Que una pantalla tenga una tasa de refresco de 120 Hz significa que el contenido mostrado en la misma se actualiza 120 veces por segundo, lo que se traduce en una mayor sensación de fluidez y continuidad en cada movimiento o transición que tenga lugar en la interfaz.

Para el ojo humano, las tasas de refresco elevadas producen una sensación muy placentera. No obstante, los beneficios de esta tecnología pueden ir mucho más allá de lo visual. En el iPad Pro, por ejemplo, el sistema ProMotion reduce significativamente el lag entre el trazo realizado con el stylus y su representación digital en la pantalla.

Como cabe esperar, una pantalla con una elevada tasa de refresco consume más energía y, por lo tanto, rebaja la autonomía del equipo en el que se incorpora. No obstante, el sistema ProMotion de Apple resuelve ese incidente mediante un algoritmo que, de forma dinámica, varía la tasa de refresco del panel. Un par de ejemplos:

  • Si el usuario está leyendo un texto u observa una imagen estática, resulta innecesario e ineficiente hacer que la pantalla se actualice 120 veces por segundo, pues no se está produciendo ningún movimiento en la interfaz que permita apreciar ese extra de fluidez y continuidad que aportan los 120 Hz. En esa situación, por lo tanto, el algoritmo desarrollado por Apple rebaja drásticamente la tasa de refresco del panel y reduce el consumo energético del panel.

  • Si el usuario inicia un dibujo con el Apple Pencil o interactúa de forma constante con la interfaz del dispositivo, el algoritmo eleva la tasa de refresco por encima de los tradicionales 60 Hz para ofrecer la mejor experiencia de uso posible.

En el mercado ya se pueden encontrar algunos smartphones con pantallas de 90 Hz como el OnePlus 7 Pro o el Google Pixel 4 XL. No obstante, se espera que la auténtica expansión de esta tecnología se produzca a lo largo de 2020, cuando podrían sumarse aún más fabricantes a esta tendencia.