En las últimas semanas, usuarios de iOS 13 reportaron que las apps en segundo plano se estaban cerrando con mayor frecuencia en los iPhone y iPads. Es decir, al regresar a una aplicación usada hace unos instantes, su proceso se había reiniciado de manera inesperada. Afortunadamente, la última actualización del sistema operativo móvil —versión 13.2.2— resuelve este inconveniente.

Si bien los de Cupertino no han especificado cuál fue el motivo del problema, todo indica que se presentó un fallo en la administración de la memoria RAM. La actualización, además de prometer un mejor rendimiento del sistema, también corrige otros problemas reportados recientemente, como la pérdida de señal después de haber realizado una llamada.

Otro de los dispositivos beneficiados ha sido el HomePod, el cual presentó diversos problemas tras actualizarse a iOS 13.2. La mayoría de usuarios informaron que el altavoz se quedaba "congelado" y no era posible realizar ninguna acción. Aunque restablecieron su configuración a los ajustes de fábrica, la bocina seguía sin reaccionar. La versión 13.2.2 deja atrás ese fallo.

Apple ya envió la primera beta de iOS 13.3 a desarrolladores, por lo que seguramente en las próximas semanas estará disponible para todo el público. De igual manera, esta versión se enfocará en mejorar el rendimiento general del sistema operativo.