Con el anuncio del Pixel 4 y los nuevos lanzamientos de hardware, algunos dispositivos de Google han pasado a mejor vida. Ya sea por una actualización — como los Pixel Buds — o simplemente porque no generaron tracción, como es el caso de la mini cámara Google Clips.

Presentada originalmente en 2017, Clips fue uno de los productos más inesperados del evento de Google. La idea de la compañía era de ofrecer una cámara con la suficiente inteligencia (artificial) como para realizar capturas sin la interacción del usuario, principalmente fotos y videos familiares. Gracias al aprendizaje automático, Clips sería capaz de mejorar su algoritmo con el tiempo.

Hoy la cámara ha dejado de estar disponible para el público, luego que Google la retirara de la tienda de hardware. Si bien la propuesta de Clips era interesante, el elevado precio de 249 dólares la convertía en un producto de difícil acceso.

Lo interesante es que su aporte no fue en vano, ya que Google lo aprovechó en algunas funcionalidades de sus teléfonos Pixel. La tecnológica implementó un modo con detección continua por inteligencia artificial, la cual disparaba automáticamente la cámara del teléfono para capturar el momento perfecto.

Este modo heredado de Google Clips está atento a las caras de los sujetos y analiza si miran a la cámara o si sonríen. También registra otros gestos graciosos, como el sacar la lengua, o cuando mandas un beso, capturando así la selfie perfecta.

Junto a Clips también queda descontinuado Daydream View. Las gafas de realidad virtual con diseño elegante ya no se encuentran disponibles en la tienda, aunque siguen estando presentes en la página oficial de Daydream, lo que nos hace pensar que Google podría lanzar un nuevo modelo en un futuro cercano.

👇 Más en Hipertextual