La realidad virtual de Google ya es oficial por completo, con nombre y forma: Daydream. Tras su presentación en el Google I/O de este año, la compañía ha aprovechado la presentación de los nuevos Pixel y compañía para poner la alfombra a su casco de realidad virtual, fabricado por HTC y de materiales menos nobles (pero más económicos, y por tanto más accesibles) que otras alternativas ya asentadas en el mercado. El precio, 79 dólares.

Daydream no es compatible con cualquier Android como sí lo fue la primera y tenue incursión de Google en la realidad virtual, Cardboard. Daydream va varios pasitos más allá, así que el número de terminales compatibles con Daydream es reducido y se irá ampliando poco a poco, empezando por los nuevos Pixel. No obstante, la plataforma sí viene de serie con Android Nougat.

Google también ha anunciado algunos de sus primeros acuerdos con estudios y distribuidoras para dotar de contenido (y no sólo de juegos) a las Daydream View: HBO, Netflix y Hulu son algunas de las primeras grandes en recibir la confirmación. Así y todo, una "experiencia" con tindes de juego de Harry Potter: Criaturas Fantásticas y Dónde Encontrarlas será la primera de un tercero en estar disponible.

Y decimos "de un tercero" porque Google ya ha afinado sus propias aplicaciones y servicios para hacerlos compatibles con Daydream View: YouTube, por supuesto, es el más destacado.

Por otro lado, trae un mando inalámbrico incorporado con un trackpad desde el que ajustar movimientos, un botón home y otro de retorno, así como detección de movimientos. La herencia de Wii es alargada.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.