– Ago 19, 2019, 14:00 (CET)

Guía rápida para entender la segunda temporada de ‘Mindhunter’

La nueva temporada de la producción de David Fincher Mindhunter llegó a Netflix el 16 de agosto. Para refrescar la memoria te traemos un pequeño resumen de todo lo que deberías tener en cuenta de cara a los nuevos episodios.

Los nuevos capítulos de Mindhunter llegaron a Netflix el 16 de agosto, precedidos por una considerable expectativa. La primera temporada —estrenada en el 2017— fue un suceso de crítica y convirtió al show en uno de los mejores del año. El argumento cuenta la historia de los primeros días de la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI y como el término “asesino en serie” pasó a formar parte de la cultura popular.

Con un estilo sobrio y visualmente elegante, además reflexiona acerca del impacto de la violencia en una época en la que EE.UU. atravesó una epidemia de asesinatos sin precedentes, lo que llevó a las fuerzas policiales a tratar de neutralizar el fenómeno a través del método de analizar las mentes criminales y su comportamiento. Como premisa básica, el show creado por Joe Penhall y y David Fincher, es mucho más que un drama procedimental al uso y está más interesado en profundizar sobre el crimen un hecho psiquiátrico, lo que brinda al argumento un ritmo lento e intuitivo.

¿Qué deberías recordar —o saber— sobre la primera temporada antes de ver la segunda?. Te hacemos un resumen de lo básico:

¿De qué va la serie?

Aunque no lo parezca, Mindhunter no se trata sólo de crímenes sangrientos. En realidad, su atención se enfoca en los criminales y la forma en la que funciona su mente. Ambientada en 1977 —el mismo año en que finalmente fue arrestado “el hijo de Sam” David Berkowitz, uno de los primeros asesinos seriales estadounidenses— el agente del FBI Holden Ford (Jonathan Groff) intenta encontrar un método para comprender que hace que un hombre mate a otro. ¿Te parece sencillo? No lo es tanto. El argumento construye un discurso profundo de los orígenes de la irracionalidad criminal. Para Holden, que protagoniza la primera y trágica escena de la serie solo para comprobar que el manual de método del FBI no brinda todas las respuestas, la incógnita sobre el origen de la maldad humana comienza con una pregunta. ¿Por qué matamos?

Un dato de interés: la historia en pantalla se basa en la vida del agente del FBI John Douglas, autor del libro Mindhunter: Inside the FBI’s Elite Serial Crime Unit. No obstante, el show se toma todo tipo de salvedades del material original y aunque en lo básico narran lo mismo, no se podría decir que la serie es una adaptación del libro.

¿Qué asesinos muestra la serie?

Uno de los personajes más llamativos de la serie es el de Ed Kemper (encarnado por el actor Cameron Britton), centro motor de la historia. Conocido como “El Asesino de las Colegialas”, mató entre mayo de 1972 y febrero de 1973 a diez mujeres, a las cuales acuchillaba y desmembraba. Holden dedica una buena cantidad de tiempo y esfuerzo a tratar de comprender los motivos que tuvo para cometer sus despiadados crímenes, sin lograrlo del otro. Pero no es el único criminal que incluye el argumento: también estudia el comportamiento de Jerome Brudos ( Happy Anderson) que mató a cinco mujeres en su natal Oregon, Monte Rissell (Samuel Harry Strike) asesino confeso y violador de cinco víctimas y a Richard Speck (Jonathan Groff), que torturó hasta la muerte a ocho estudiantes de enfermería de Chicago en el año 1966.

Las entrevistas y largas conversaciones con los asesinos crean un mapa de ruta a través de la psicopatía y la violencia. Para Holden la respuesta está en un método para meditar sobre el asesinato desde parámetros nuevos, lo que provoca la desconfianza de sus compañeros, los sociológicos y los psicólogos que le escuchan con poco menos que incredulidad. Pero el agente insiste y es entonces cuando la serie toma verdadero impulso: el personaje se hace astuto, duro, de una brillante capacidad intuitiva, lo que le permite asumir la carga narrativa del show sin perder su cualidad inquietante y un poco fría.

¿Qué podemos esperar para la siguiente temporada?

Según la sinopsis oficial de Netflix, los nuevos capítulos comienzan unos años después de los sucesos narrados en la primera temporada, lo que hace suponer que ya la oficina de ciencia de la conducta será algo más que un experimento bien intencionado. Fincher regresa a la producción y en el trailer ya puede notarse que apuesta de nuevo por la sobriedad visual y cierto pulso narrativo claustrofóbico.

La serie también analizará la conducta de criminales de la vida real: además del argumento de la temporada — basado en los asesinatos de un grupo de niños en Atlanta —, incluirá las historias de Charles Manson y David Berkowitz.
Con su ritmo pausado y elegante, la interpretación de Fincher sobre la violencia parece reflejar esa necesidad del asesino de deshumanizar a la víctima, lo que hace de Mindhunter una vuelta de tuerca a la figura del asesinato en la cultura popular y, sobre todo, la tenebrosa fascinación que despierta.