– Ago 4, 2019, 12:30 (CET)

A Facebook le dan igual las multas y los escándalos a la hora de contar dinero

La histórica multa impuesta a la red social, la mayor de la historia a una tecnológica, no ha movido un ápice la cotización alcista de sus acciones, que siguen rondando el máximo.

Facebook sigue siendo una máquina de hacer dinero, y si nos atenemos a los datos que publica, también sigue aumentando su número de usuarios de forma considerable. Y todo ello a pesar de los escándalos de privacidad que desde hace más de un año azotan a la red social y de la multa de 5.000 millones de dólares acordada por la Comisión Federeal de Comercio de EE.UU. (FTC) y la compañía a finales de la semana pasada.

Esta sanción, la más importante impulsada en materia de privacidad, penaba a Facebook por el mal tratamiento de los datos de sus usuarios en distintas ocasiones, con el telón de fondo del escándalo Cambridge Analytica, el más importante y que abrió la caja de Pandora en la plataforma del 'me gusta'. Quedan por ver en qué terminan las impulsadas también por la Unión Europea y por estados individuales en particular, pero no cabe duda de que el golpe ha sido mínimo.

Para hacerse una idea, los 5.000 millones de multa son el equivalente a algo menos del 9% de los ingresos que tuvo la compañía el año pasado, y además no ha afectado a sus cuentas actuales. Facebook había consignado ya una cantidad similar en sus previsiones de gastos de este año sabedora de que esta primera multa llegaría, así que cuando la FTC confirmó la sanción prácticamente a la vez que la empresa publicaba sus resultados del segundo trimestre, nadie se sorprendió cuando volvieron a ser positivos.

En resumen, Facebook ingresó de marzo a junio 16.900 millones de dólares (un 28% más que la misma fecha del año pasado), dando muestra de que su capacidad como nudo publicitario sigue siendo inmensa gracias a controlar los anuncios tanto del propio Facebook como de Instagram, pronto se prevé que también de Whatsapp. Pero es que además sus usuarios activos mensuales también aumentaron hasta los 2.410 millones, un 8% más que el año pasado, teniendo en cuenta la suma de los que usan el propio Facebook, Whatsapp, Instagram y Messenger.

Esta buena salud en lo que se refiere a atracción de público quizá pueda sorprender si tenemos en cuenta el ruido e indignación que han provocado sus escándalos de privacidad, pero también hay que considerar que mientras el Facebook clásico ha empezado ha mostrar sus primeros signos de agotamiento (uno de los motivos es puramente demográfico, ya no hay mucha más gente en el mundo con internet que pueda abrirse cuenta), Instagram o Whatsapp crecen a una velocidad importante y aún no parecen haber alcanzado su punto álgido.

(https://hipertextual.com/2018/08/instagram-vs-facebook-red-social-hija-se-comiendo-padre)

Facebook recibe multas = Facebook sigue igual en bolsa

Sin embargo un claro referente de lo poco que afectan las noticias supuestamente negativas a Facebook se ve en su cotización en bolsa. En el siguiente gráfico se puede ver desde el momento en el que el Wall Street Journal filtraba que Facebook había aceptado la sanción de la FTC, hasta el 23 y 24 de julio, días en los que el organismo confirmó la noticia y Facebook publicaba sus resultados.

Como vemos, se produce un pico de sierra en cuestión de días que vuelve a recuperar los valores de la acción por encima de los 200 dólares, muy cerca del valor máximo de 209 que firmó Facebook en julio del año pasado, de nuevo tras presentar unos resultados satisfactorios y con el caso de Cambridge Analytica aún tremendamente candente.

El propio estallido de Cambridge Analytica también dio muestra de cómo en bolsa la compañía sigue saliendo fuerte de noticias así. Como se ve en este otro gráfico, tras una caída pronunciada, Facebook volvió a recuperarse en cuestión de semanas. De hecho, parece que solo son las malas noticias, pero las que Facebook reconoce públicamente, y nos las que vienen de fuera, las que más dañan su cotización. Se ve en el gráfico anual cuando tras julio Facebook tuvo que reconocer varias brechas de seguridad, y también en el más reciente con el anuncio de un nuevo fallo en Facebook Kids, la rama a todas luces más delicada de la plataforma.

Hacia la integración si antimonopolio les deja

La multa de la FTC sí que tendrá sin embargo un cambio para Facebook, aunque no sabemos hasta que punto será fundamental. La compañía accedió a la creación de un consejo de supervisión para sus políticas de privacidad. Según han explicado, vendría a ser un organismo independiente que controlará “sin restricciones” el uso que hace Facebook a nivel interno de los datos de sus usuarios. Los miembros serán elegidos por varios organismos independientes y tendrán una protección especial si alguna de las partes quiere cambios en sus integrantes.

Además de esto, el propio Zuckerberg también reconoció en una de las publicaciones de su perfil que el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha abierto una investigación a su empresa, esta vez en política de antimonopolio. Congresistas y organismos de Estados Unidos llevan un tiempo sugiriendo que sería bueno fiscalizar, e incluso llegar a 'despiezar' algunas de las grandes tecnológicas para prevenir mejor posibles abusos. En el caso de Facebook, la investigación pondría el foco sobre cómo tener el monopolio de la red social del 'me gusta', más Instagram y Whatsapp puede suponer algo peligroso.

Las implicaciones y hasta dónde lleguen esta investigación y sus conclusiones podría ser vital para Facebook si tenemos en cuenta sus planes de futuro. En enero de este año se confirmó que la compañía quiere a medio plazo unir los chats de Messenger, Whatsapp e Instagram, de forma que sus usuarios fluctúen. Es decir, abrir camino hacia una integración debido a que gran parte de estos usuarios, aunque usen distintas plataformas, son los mismos.

Vía The Information

El medio The Information tuvo acceso hace unos días a un informe interno de la compañía que ejemplificaba esta situación. En él se ve el solapamiento en el uso de apps por los mismos usuarios, mostrando a Facebook como la más 'canibalizada' por el resto. Es posible que por datos como estos Facebook quiere pasar de un modelo con varias plataformas separadas a uno con una única o una interconexión muy clara, algo que también podría facilitar usos como la distribución de publicidad o el pago con su futura moneda Libra.