En un capítulo más de la teleserie "Estados Unidos vs Huawei", la administración de Donald Trump ha anunciado el modo en el que se controlarán las operaciones entre empresas estadounidenses y la tecnológica asiática: mediante licencias emitidas por el Departamento de Comercio.

En una conferencia, el Secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, no ofreció detalles específicos sobre el proceso, aunque recalcó que estos productos no deberán significar una amenaza a la seguridad nacional.

La condición anterior ya quedó expuesta públicamente tras las declaraciones de Donald Trump en el G20, donde anunció que permitiría que las empresas de su país vendieran productos a Huawei. Durante la conferencia del Departamento de Comercio, Ross dejó claro que la tecnológica china permanecerá en la Entity List (o lista negra), dando a entender que nada ha cambiado en ese campo.

Mientras que el Secretario de Comercio argumentó que habrá licencias para algunas empresas, expertos en el tema concluyeron que esta directriz no aclara cuáles son los productos que no representan un riesgo para la seguridad nacional. Se sabe que el 5G es un tema prohibido, pero ¿y Android? ¿Qué pasará con las empresas que fabrican chips para Huawei?

Estados Unidos ya ha revelado que revisará las peticiones de exportación a Huawei con el mayor escrutinio en materia de seguridad nacional, tal como lo hace con otras empresas de la Entity List. El levantamiento del veto a la tecnológica china no es una "amnistía general", según el director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, confirmando que se aplicará a productos ampliamente disponibles alrededor del mundo.

Mientras el Gobierno de Estados Unidos define su estrategia, Huawei ha dejado en claro que las decisiones tomadas no los cambia en nada. Para su fundador, Ren Zhenfei, el indulto prometido por Donald Trump es una buena noticia para las empresas estadounidenses, pero para Huawei las cosas no cambian.