Ren Zhengfei, fundador de Huawei, quitó hierro el pasado martes, en declaraciones al Financial Times, al levantamiento parcial del veto sobre la empresa que anunció recientemente Donald Trump.

Según este levantamiento, Huawei podría volver a obtener productos de empresas estadounidenses, aunque únicamente en condiciones muy determinadas: solo cuando exista alternativa por parte de fabricantes externos a Estados Unidos. Queda por esclarecer cuáles son estos específicamente estos productos, y si el Android de Google será o no uno de ellos.

Todavía en la lista negra

Tras esta aparente relajación por parte del Gobierno de Estados Unidos, Zhengfei no se ha mostrado muy satisfecho con las recientes noticias ya que no tendrán "demasiado impacto" en sus líneas de negocio principales. El directivo afirma que las declaraciones son buenas especialmente para las empresas estadounidenses:

"Las declaraciones del Presidente Trump son buenas para las empresas estadounidenses. Huawei continuará comprando productos de empresas estadounidenses. Pero no vemos demasiado impacto en lo que estamos haciendo actualmente. Nos centraremos en hacer nuestro propio trabajo bien."

Ya afirmaba el pasado domingo un portavoz de la casa blanca que el reciente anuncio no excluía a Huawei de la llamada lista negra del Departamento de Comercio, en la que se encuentra desde el pasado mayo. Además, parece que sea cual sea el resultado de las negociaciones entre las dos potencias implicadas, Huawei seguirá fuera de la red 5G de Estados Unidos.

Las limitaciones al comercio impuestas por la ejecutiva que encabeza Trump cuentan con una moratoria inicial de 90 días que todavía se alargará hasta el 19 de agosto. Su repercusión mediática inicial ya ha tenido un efecto considerable sobre las pronósticos de la compañía, que ha visto reducidas sus perspectivas de negocio anuales en 30.000 millones de dólares para 2019.