Pese al levantamiento parcial del veto anunciado el pasado sábado, Peter Navarro, asesor comercial de la Casa Blanca, confirmó que Huawei seguirá bloqueada de participar en el despliegue de la red 5G en el país norteamericano: "La política de Estados Unidos sobre Huawei con respecto al 5G de este país no ha cambiado". Así lo confirmó el mandatario en una entrevista con la cadena CNBC.

Navarro agregó que únicamente han permitido que las empresas estadounidenses sigan vendiendo chips al fabricante chino, pues son componentes que "no afectan la seguridad nacional en absoluto". Recordemos que el gobierno de Donald Trump ha impulsado los reportes sobre supuestas puertas traseras en los equipos de telecomunicaciones de Huawei, lo cual permitiría a China espiar a la población de Estados Unidos.

El asesor mencionó que los negocios entre los fabricantes de chips norteamericanos y Huawei son, en realidad, "una pequeña parte", pues representa únicamente menos de 1.000 millones de dólares año. "A corto plazo es una pequeña ficha en el tablero", agregó.

Más allá de los smartphones, que también son una fuente importante de ingresos, el sector de telecomunicaciones es de gran importancia para la compañía de Shenzhen, por lo que el veto en Estados Unidos los afectará de forma significativa. Las declaraciones de Navarro no dan lugar para pensar que el bloqueo al 5G de Huawei terminará en algún momento.

La Unión Europea, por su parte, anunció en marzo que no pretenden bloquear la participación de Huawei en el despliegue de redes 5G. Sin embargo, cada país tiene la libertad de establecer un veto si determinan que los equipos de telecomunicaciones son un riesgo para su seguridad nacional.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, anunció durante el G20 que habían levantado parcialmente el veto a Huawei, permitiendo nuevamente que las empresas norteamericanas vendieran su tecnología a la firma asiática sin restricciones. "Enviamos y vendemos a Huawei una enorme cantidad de productos para todo lo que fabrican, y creo que eso está bien", declaró el máximo mandatario.