Huawei se encuentra actualmente en un punto de incertidumbre, como la propia compañía confirmaba ayer, tras las últimas declaraciones de Donald Trump el pasado fin de semana y las comunicaciones que han ido llegando por parte del Gobierno estadounidense en los días siguientes. Por una parte, todo apunta a que la empresa podrá recobrar parte de su actividad comercial con las empresas estatales; por otra, no está claro hasta dónde llegarán las implicaciones del nuevo marco operativo ni cuándo comenzará a entrar en vigor.

Este miércoles Reuters hace referencia a una clarificación que ha sido emitida a sus trabajadores por parte del Director adjunto de la Oficina de Control de Exportaciones, en la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio, apuntando que Huawei debe ser tratada aún como una empresa perteneciente a la Entity List, la "lista negra" en la que la compañía fue incluida el pasado mes de mayo.

Con ello, y tal y como se especifica, se mantiene la "presunción de negación" para las peticiones comerciales de la compañía, por lo que sus operaciones en el país se mantienen restringidas.

A la espera de una resolución oficial

Estas noticias eran ya esperadas después de la información que apuntaba que Huawei seguirá vetada del desarrollo de la red 5G en Estados Unidos y que sus tratos comerciales con empresas de componentes, por ejemplo, serán reanudados una vez se reúna el Departamento de Comercio y siente las bases para las operaciones a partir de ese momento. Todo apunta, por consiguiente, que la tecnológica asiática lo tendrá complicado para colocar sus productos, del tipo que sea, en suelo norteamericano, pero que el resto de su negocio internacional no se verá afectado.

En cualquier caso, falta por ver el resultado de la mencionada reunión del Departamento de Comercio, que será quien determine con qué empresas puede o no hacer tratos Huawei. Por el momento, expectación.