Cualquier computadora o dispositivo electrónico está pensado para funcionar de manera ininterrumpida durante años. Pero el tiempo, el uso, las condiciones atmosféricas y/o el desgaste de sus componentes acortan su vida sin darnos cuenta. Un buen día, lo que era un Mac que funcionaba perfectamente deja de hacerlo. ¿Qué hacemos ahora?

Lo primero siempre es mantener la calma. Ponernos nerviosos, golpear el Mac o gritar no nos va a ayudar más que a desahogarnos momentáneamente, pero poco más. A partir de aquí, veamos todo cuanto podemos hacer en función del problema que nos encontramos.

Mi Mac no se enciende

Empezamos esta guía por lo peor. La situación más catastrófica es aquella en que tu Mac no se enciende cuando pulsamos en el botón correspondiente o, en el caso de un MacBook Pro, cuando desplegamos la pantalla.

En el mejor de los casos el problema tiene que ver con el cable de alimentación, en el caso de un iMac o Mac Mini. Tal vez esté flojo. O puede que la batería se haya descargado sin darnos cuenta, si tenemos un MacBook o MacBook Pro. En este segundo caso deberemos conectarlo al cargador y dejarlo enchufado hasta que se cargue.

Tras comprobar que el cable y/o la toma de corriente están bien o que el MacBook ya está cargado, podemos pulsar de nuevo el botón de encendido y ver si enciende correctamente o, al menos, oímos algún sonido, como los tonos de arranque o el movimiento del ventilador o del disco. También debemos fijarnos en si se ilumina el teclado o algún indicador lumínico del Mac que tengamos.

La tercera acción que puede ayudarnos consiste en pulsar el botón de encendido durante diez segundos para apagar el Mac. En el caso de un MacBook Pro, el botón se encuentra en la misma posición que el detector de huella dactilar. Luego volvemos a pulsar el botón de encendido con normalidad. Si con todo no sirve,

Si después de todas estas medidas, el Mac sigue sin encenderse, no hay más remedio que acudir al soporte técnico de Apple.

Mi Mac se queda colgado

Después del no encendido, la segunda peor situación ante la que nos podemos encontrar cuando iniciamos nuestro Mac es que se encienda pero no termine nunca de iniciar el sistema.

La manzana de Apple es muy bonita, pero verla ahí, estática, durante un periodo de tiempo indeterminado acaba por desesperar a cualquiera, en especial si el día anterior, el arranque del Mac duraba apenas unos segundos.

La primera solución ya la hemos visto antes. Basta con apagar el Mac pulsando el botón de encendido durante al menos diez segundos, esperar un poco y volver a encender. En ocasiones, el problema de arranque tiene que ver con una configuración del día anterior o con una actualización previa, pero tras iniciar de nuevo el problema desaparecerá.

Si al encender de nuevo el Mac el problema de arranque persiste, deberemos acudir a otras soluciones. La más práctica, iniciar en modo seguro. Tal y como indica la ayuda oficial de Apple, podemos “utilizar el modo seguro para que te ayude a resolver problemas que pudieran impedir que el Mac se arrancase por completo o para aislar otros problemas relacionados con el disco de arranque”.

Con el modo seguro o arranque seguro, el Mac realiza ciertas comprobaciones en condiciones más óptimas, ya que no ejecuta software adicional, solo el imprescindible de macOS. En concreto, en modo seguro se comprueba el disco de arranque, los directorios y se eliminan las cachés de tipos de letras, del kernel y el caché del sistema.

Para arrancar en modo seguro deberemos encender el Mac y mantener pulsada la tecla Mayúsculas. Es posible que no nos salga bien a la primera porque debemos pulsarlo segundos después de encenderse el Mac, difícil de saber en determinados modelos que apenas hacen ruido. Pero no hay problema, podemos repetir las veces que sean necesarias.

Si hemos podido iniciar el Mac sin problemas en modo seguro, ya podemos reiniciar con normalidad para volver al modo normal.

Otra posibilidad consiste en acudir a Recuperación de macOS. Si no logramos iniciar en modo seguro o éste no ha dado resultado, con la Recuperación tendremos acceso a Utilidad de Discos para resolver problemas relacionados con cachés, directorios y con el disco principal. Y como último recurso, desde ahí podremos reinstalar macOS.

Se accede a la Recuperación de macOS pulsando las teclas Comando y R al encender el Mac. Tras unos segundos de arranque, veremos el menú Utilidades de macOS que nos permitirá restaurar una copia de seguridad de Time Machine, si la tenemos, reinstalar macOS como último recurso, obtener ayuda en Internet o analizar y verificar el disco principal con Utilidad de Discos.

Mi Mac da problemas aleatorios

Aunque el problema que nos encontremos sea muy engorroso y molesto, si éste es aleatorio o puntual y se produce una vez hemos encendido el Mac e iniciado sesión en macOS, contamos con más herramientas para dar con una solución.

La primera consiste en acudir a la Utilidad de Discos, como hemos visto antes. Comprobará el disco, los archivos y directorios, permisos y demás elementos, arreglará las incorrecciones y, al finalizar, tal vez todo funcione como la seda.

Si el problema persiste, podemos ejecutar manualmente los scripts de mantenimiento de macOS. Primero comprobamos la última fecha en que se ejecutaron automáticamente. Para ello, abrimos el Terminal y lanzamos la orden ls -al /var/log/.out* que nos mostrará las fechas en que se ejecutaron por última vez los tres scripts.

Y para ejecutar los scripts, desde el propio Terminal, bastará con lanzar la orden sudo periodic daily weekly monthly. Tras unos breves minutos, cuando termine veremos de nuevo el prompt del sistema.

Más soluciones ante problemas aleatorios. Comprobar los ítems de arranque desde Preferencias del Sistema > Usuarios y Grupos > Ítems de inicio. Tal vez haya alguno que no necesitamos o que esté dando problemas.

Mantener macOS actualizado también ayuda a resolver problemas. Y, en ocasiones, una actualización reciente puede ocasionar problemas con determinadas aplicaciones, por lo que tras actualizar macOS conviene comprobar que nuestras aplicaciones se actualizan también. Normalmente, si van a dar problemas veremos un mensaje previo avisando de problemas de compatibilidad o similar.