Terry Pratchett (Mundodisco, Buenos presagios), quien era extremadamente entusiasta de la tecnología, entrevistó a Bill Gates en la revista GQ en 1996 cuando estaba al frente de Microsoft.

Eran épocas en que empezaba a popularizarse y entenderse mejor el concepto mismo del internet, cuando se fundaron las primeras empresas que operaban exclusivamente online y se empezaba a teorizar con mayor profundidad de las implicaciones sociales, económicas y políticas que tendría en el futuro.

Pratchett, quien ya en aquella época era bastante activo en internet, detectó una posible tendencia en el uso de la web, desde una visión más escéptica y menos ingenua de aquellas épocas, en que tendemos a creer que cualquier tecnología nueva se usará de la mejor forma posible o que sacará lo mejor de la sociedad.

El autor de Buenos Presagios (Good Omens) —adaptada recientemente y emitida en Amazon Prime Video— visualizó la posibilidad de la proliferación de noticias falsas con malas intenciones, mejor conocidas como fake news y lo comentó con Bill Gates como parte de una de las preguntas en la entrevista.

"Bien, digamos que me llamo a mismo el "Instituto de una cosa u otra" y decido promover un texto que dice que los judíos fueron responsables de la Segunda Guerra Mundial y que el Holocausto nunca sucedió. Se publica en internet y está disponible en las mismas condiciones que cualquier trabajo de investigación histórica que ha pasado por revisión de pares. La información en la red está toda al mismo nivel, hay una especie de paridad. Está todo ahí, no hay forma de saber si algo tiene un fondo o se lo han inventado".

Pero Bill Gates no lo tenía tan claro, le responde creyendo en un sistema de clasificación y agregación hecha por las propias masas que autoverificaría y daría o no autoridad a lo largo del tiempo. De cierta forma lo que ocurrió —pero falló— con Digg:

"No por mucho tiempo, la electrónica nos ofrece una forma de clasificar las cosas, tendremos autoridades en la red y una vez que un artículo esté en su índice, tendrá un valor significativo. En términos prácticos habrá una cantidad infinita de texto en internet y solamente los recibirás por medio de indicadores como un amigo haciéndote una recomendación, una marca asociada a una serie de personas que la promuevan, un experto en particular, informe a consumidores o el equivalente a un periódico. Ellos te señalarán a cosas que son de un interés particular. La metodología para comprobar la reputación de alguien será mucho más sofisticada en internet que en los medios impresos de hoy en día.

Además de lo equivocado que estaba Bill Gates, sus argumentaciones se acercan peligrosamente a una sociedad medida por sistema de medición de reputación digitales descritos en series como Black Mirror.

En la misma entrevista Bill Gates visualizó un futuro donde los soportes físicos para contenidos audiovisuales desaparecerían. En 1996 imaginar un futuro sin DVDs o VHS sonaba casi imposible, sobre todo considerando la velocidad de las conexiones a internet de la época, o la simple creencia que tendríamos conexión en cualquier lugar, por medio de redes celulares.

El texto fue compartido en Twitter por Marc Burrows, biógrafo de Terry Pratchett