BMW anunció que tendrá 25 modelos de coches eléctricos o híbridos funcionando en las autopistas para el año 2023, dos años antes del compromiso marcado inicialmente. Lo anterior fue confirmado por la empresa durante un evento en Munich, Alemania, en donde ofrecieron algunos detalles de cómo piensan cumplir este objetivo.

La empresa ha puesto el pie en el acelerador con el fin de convencer a sus inversionistas. La idea de lanzar 25 vehículos antes de lo esperado es para dejar en claro que BMW puede competir contra otras armadoras en este terreno. De acuerdo con los datos, más de la mitad de los nuevos coches serán completamente eléctricos.

Harald Krüger, CEO de BMW, dijo que estiman que las ventas de sus vehículos eléctricos aumenten en un 30% cada año, con una curva pronunciada hacia 2025. Últimamente la empresa se ha visto superada por sus competidores, como Jaguar o Audi, quienes han ganado terreno al lanzar coches en este segmento.

Los planes a futuro de BMW incluyen el lanzamiento del iX3, su primer SUV eléctrico, así como también su Mini Cooper eléctrico. Ambos modelos estarán disponibles a partir del próximo año. La empresa también tiene un concepto de moto deportiva eléctrica conocida como Motorrad Vision DC Roadster, la cual utiliza el motor Boxer de la compañía, aunque de esta no se sabe si llegará pronto al mercado.

BMW tiene la idea de crear líneas de producción modulares que permitirían adaptarse a la demanda de los clientes. El mismo chasis de un coche sería capaz de aceptar un sistema de propulsión eléctrico, híbrido o de gasolina.

A diferencia de Tesla, BMW no apuesta por los camiones eléctricos, un segmento que Klaus Fröhlich, CTO de la empresa, considera como una "completa estupidez" debido al tiempo de carga necesaria para mover un vehículo pesado a largas distancias. Es aquí donde los motores de combustión tendrían un futuro asegurado, ya que un camión eléctrico necesitaría una batería de 16 toneladas.