Vivo es uno de esos gigantes en China, invisibles en occidente. No por ello aquí vamos a dejar de impresionarnos cuando lanzan terminales que dan un vuelta de tuerca sobre a conceptos que creíamos agotados.

Se trata del todo pantalla, que llega en el Vivo NEX Dual Display Edition haciendo honor a su nombre. Serán aquí dos pantallas –delantera y trasera– las que hacen de la cámara motorizada del Vivo NEX un accesorio prescindible. Veamos qué trae.

Vivo NEX Dual Display: pantalla frontal, pantalla trasera

El Vivo Dual Display quiere solucionar de un plumazo la necesidad de módulos motorizados –como el del Oppo Find X– para la cámara frontal, evitando también la presencia de los agujeros en pantalla como los recientes Galaxy A8s o el Honor View 20.

Lo hace de la mano de dos pantallas OLED. La primera ocupa todo el frontal, que carece de prácticamente todo tipo de marcos, salvando una reducidísima 'barbilla' inferior. La segunda es menos ajustada y deja espacio a las dos cámaras principales –y únicas–, a un sistema de flash interesante y al logo de la marca.

A estas dos cámaras les acompaña lo que han llamado un "Anillo Lunar", que no es solo un elemento decorativo. Cambia de color para mostrar notificaciones y crea una iluminación menos dura que el flash puntual para la toma de selfies. Estos se harán mirando a la pantalla trasera. Desde Vivo aprovechan para destacar esta característica, que también puede brillar al ritmo de la música.

Sus pantallas son bien distintas, aunque ambas OLED, recordando las diferencias entre los terminales más actuales con los de hace más bien un par de años:

  • La pantalla principal es de 6,4 pulgadas y viene en resolución FullHD+ (2.340 x 1.080). Por tanto su formato es de 19,5:9, similar al de otros smartphones actuales como el OnePlus 6T.

  • La pantalla secundaria es sensiblemente más pequeña con sus 5,5 pulgadas. Se trata de un tamaño que ya era grande hace unos años, pero no sólo eso: llega en formato 16:9 y la resolución Full HD estándar (1.920 x 1.080)

Al haber eliminado la cámara frontal, pueden redirigir la atención al sistema de cámaras principales. En este caso tenemos un sensor de 12 MP y otro de 2 MP, acompañados de un tercero tipo TOF 3D con apertura f/1,3. Este último mide el retraso (Time of Flight) de la luz para escanear la profundidad y reconocer objetos en tres dimensiones.

Otra utilidad curiosa es que, al realizar un retrato a una persona esta puede ver el encuadre en directo y antes de que la foto sea tomada. Perfecto para aquellos que piden fotografías y tienden a estar poco satisfechas con el resultado.

Este NEX Dual Display llega con el sensor de huellas en la pantalla, pero todavía restringido a una región. Además, será posible configurar un modo de reconocimiento facial que funcionará desde su parte trasera.

Desde Vivo han implementado un sistema que permite que la segunda pantalla sea algo más que un panel negro cuando no estamos usándolo. Esta puede ser usada en juegos como controles adicionales, aunque genera las dudas de si un solo fabricante será suficiente de adaptar los títulos principales para que sean usados de esta forma.

En lo demás, el NEX Dual Display se une al selecto grupo de smartphones con 10 GB de RAM. Se suma al OnePlus 6T McLaren Edition recientemente presentado o el Mi Mix 3.

El resto de especifiaciones son las habituales en en este tipo de teléfonos:

  • Pantalla: 6.4" OLED FullHD+ formato 19,5:9
  • Procesador: Snapdragon 845, ocho núcleos en 10 nm, con Adreno 630
  • Memoria: 610 GB de RAM, 128 GB de almacenamiento interno
  • Cámaras principales: 12 + 2 MP, con módulo TOD 3D f/1,3
  • Batería: 3.500 mAh con carga rápida de 10 V
  • Conectividad: 4G, WiFi ac doble banda, Bluetooth 5, GPS, GLONASS, Galileo
  • Otros: sensor de huellas en pantalla, NFC, USB C, con Jack de 3.5 mm
  • Sistema: Funtouch sobre Android 9 Pie

El Vivo NEX Dual Display Edition saldrá a la venta en China el 29 de diciembre desde unos 4.998 yuanes, lo que son unos 725 dólares o 640 euros. Se desconoce por el momento si llegará saldrá de dicho mercado.