El todo pantalla viene siendo la gran obsesión de los fabricantes móviles desde hace ya unos cuantos años. Es en 2018 cuando empezamos a ver terminales que llegan a ella de una forma u otra. Para conseguirlo, 'notch' aparte, hay que hacer algo con la cámara delantera. Xiaomi nos trae de vuelta los teléfonos deslizables con el Mi Mix 3.

La línea Mi Mix de Xiaomi acumula ya algo recorrido, y ha ido iterando y puliendo el concepto. Con esta nueva edición se distancian de las disposiciones algo confusas para la cámara frontal que le acompañaba desde el Mi Mix original hasta el más reciente —y mucho mejor hilado— Mi Mix 2S.

Abrazando el todo pantalla

Xiaomi no se esconde y presume de este mecanismo deslizante para sus cámaras frontales, y lo cierto es que tiene buenos motivos para hacerlo. La imaginación ha vuelto a los diseños de los teléfonos móviles, y este sistema inspira más confianza que el panel motorizado que veíamos en el Oppo Find X. Aquí no hay esperas: si quieres usar la cámara frontal solo tienes que hacer el gesto de mano. La trasera, esa sí, estará siempre descubierta.

Entrando más en detalle vemos una pantalla alargada, similar a la de muchos teléfonos actuales a pesar de su aspecto. La proporción es 19,5:9, lo que permite hacer un teléfono de 6,4 pulgadas manejable a la mano, al ocupar más de un 93% del frontal. El panel es de tecnología OLED, y quizás lo menos interesante es su resolución: 2.340 x 1.080 puntos que en disposición Pentile será algo menos afilada a la vista.

Poco más por añadir bajo el capó

Xiaomi todavía no se anima con el sensor de huellas bajo la pantalla, por lo que este está situado en el centro de su parte trasera, como es habitual en la marca. En lo que respecta al resto del teléfono, tenemos una lista de especificaciones que están a la altura de cualquier otro gama alta e incluso de la expectación generada. De forma resumida:

  • Pantalla OLED de 6.4 pulgadas, con resolución 2.340 x 1.080 y formato 19,5:9
  • Procesador Snapdragon 845
  • 6/8/10 GB de RAM
  • 128/256 GB de capacidad
  • Doble cámara trasera: 12 MP f/1.8 y 12 MP f/2.4
  • Doble cámara frontal: 24 y 2 MP
  • Batería de 3.850 mAh con carga inalámbrica Qi de 10W
  • WiFi ac, Bluetooth 5.0, NFC y conector USB-C
  • Android 8.1 bajo personalización MIUI

En términos de potencia, Xiaomi lo echa todo en este Mi Mix 3. Nos encontramos con el Snapdragon 845 que ya vemos en el resto de teléfonos de gama alta de este año, esta vez acompañado por hasta 10 GB de RAM en su versión especial. Si eso no hace que este teléfono sea más futureproof que ninguno, nada lo hará. En su interior tenemos una memoria de 128 o 256 GB de capacidad, según versión, sin posibilidad de ampliación por microSD.

Parece que el espacio interno no se ve penalizado por el sistema mecánico, ya que Xiaomi se permite ampliar la batería de los 3.400 a los 3.850 mAh. Esta podrá ser cargada de forma rápida gracias a Quick Charge 4+ y a su carga inalámbrica de hasta 10 vatios, cuyo cargador vendrá incluido en la caja. Además, llega con soporte GPS de doble banda, WiFi ac con multibanda 4x4, Bluetooth 5.0. Su conector USB es de tipo C.

Como apuntaba recientemente Qualcomm, el 5G aterrizará en 2019, y Xiaomi sería una de las primeras marcas en abrazarlo. El modelo de Mix 3 que veremos en Europa llegará con soporte 5G, si bien tendremos que esperar algo más para recibir la cobertura.

Como es habitual en la marca a excepción de los Mi A1 y Mi A2, el Mi Mix llega con la agresiva personalización MIUI 10, que no deja indiferente a nadie. Añade multitud de funciones curiosas y útiles, pero también precarga el sistema con aplicaciones y servicios a un nivel bastante profundo.

Doble cámara por bandera

El Mi Mix 3 incorpora esta vez también una doble cámara frontal para el modo selfie. Vemos dos sensores de 24 y 2 megapixels, un par de resoluciones bastante dispar e inusual. En su parte trasera vemos el módulo habitual de la marca, con dos cámaras y el flash entre ellas. En este caso tenemos un angular y un telefoto, ambas de 12 megapixels. Debido a la división entre frontal y parte trasera, tocará probar ambos sistemas, ya que es posible que la elección de sensores se haya visto condicionada por la delgadez del bloque trasero.

Cuenta con sistema de estabilización óptica para su cámara trasera y por supuesto un modo retrato con el que conseguir el bokeh similar a las cámaras de gran formato. Además, Xiaomi añade IA al sistema y grabación en súper cámara lenta de hasta 960 fps, similar a los últimos teléfonos de Sony o Samsung.

Xiaomi no ha dudado en prestar una unidad a la gente de DxOMark. Y aunque sus análisis no están exentos de polémica, recibe una puntuación de 103 —o 108 si nos fijamos solo en el apartado fotográfico—, con la que se cuela entre los cinco mejores cámaras móviles del mercado.

Xiaomi Mi Mix 3, variantes disponibles y precios

El Mi Mix 3 llega en tres colores diferentes: el completamente negro, que llaman Onyx Black; un azul eléctrico, que llaman Sapphire Blue y por último en verde, Jade Green. Además, habrá una edición especial disponible en los tres colores, que será la única que incorpore 10 GB de RAM y un grabado en oro en su parte trasera.

Se espera su lanzamiento en la versión 5G europea en el primer trimestre de 2019, y sus precios aproximados de lanzamiento son los siguientes, aunque es probable que en su llegada a los mercados internacionales estos se vean modificados o aumenten:

  • 6/128 GB, unos 420 euros al cambio
  • 8/128 GB, unos 450 euros al cambio
  • 8/256 GB, unos 500 euros al cambio
  • Edición especial de 10/256 GB, unos 630 euros al cambio