Cristiano Amon, presidente de Qualcomm, ha asegurado en el evento que celebra la compañía estos días en Hong Kong que en 2019 podremos ver, al menos, dos teléfonos de las principales marcas del mercado llegar con conectividad 5G. Uno de ellos lo hará en la primera mitad del año, mientras que el otro será presentado en el último tramo, cercano al periodo navideño.

La compañía se encuentra trabajando en la actualidad con las principales empresas del sector para comenzar el despliegue comercial definitivo del 5G durante el próximo año, cuando –según apunta todo– se producirá la gran expansión de una tecnología que lleva siendo el mantra del sector durante los últimos tiempos. Por parte de los fabricantes ya hemos podido ver las primeras aproximaciones, con compañías como Oppo o Vivo mostrando terminales con dicha conectividad y con Xiaomi habiendo confirmado ya que su próximo teléfono, el Mi MIX 3, contará también con ella.

En este sentido, la afirmación de Qualcomm enfatizando que "dos grandes buques insignia" llegarán con 5G en 2019 invita a pensar que los esfuerzos se están redoblando de especial manera en las tecnológicas para aprovechar el despliegue que las operadoras están llevando a cabo. Apple, Samsung y Huawei preparan smartphones con esta conectividad para 2019, por lo que la implementación que consigan cada uno de ellos será clave para delimitar las posibilidades de cada terminal.

Delineando el despliegue comercial del 5G

En relación a los últimos avances realizados por Qualcomm para conseguir hacer posibles dichos terminales, la compañía ha presentado un importante cambio en sus módulos de señal QTM052, presentados el pasado mes de junio. Ahora estos son un 25 % más pequeños respecto a la anterior generación, de manera que se adaptan mejor a las necesidades de los fabricantes, que comenzarán a utilizarlos en sus teléfonos de 2019. Estos han de poder maximizar el aprovechamiento del espacio en el interior del terminal para incorporar en él los componentes del mismo, por lo que poder reducir el tamaño de módulos de conexión es una excelente noticia.

Así mismo, se ha anunciado también una colaboración con Samsung para el desarrollo e implementación de las células pequeñas de 5G, que son claves para poder lograr una experiencia de usuario óptima con esta nueva conexión. Su implementación permitirá unas conexiones más fiables, rápidas y de baja latencia. Dichas células utilizar el chip propietario de Qualcomm FSM100xx, presentado este mismo año.

Una serie de agregados, en definitiva, que auguran un interesante futuro junto a los esfuerzos de las operadoras por desarrolar estas redes lo más rápido posible. El próximo año será el que marque el camino a seguir para el 5G y el despliegue de este alrededor del mundo, especialmente en Europa, y todo apunta a que las promesas realizadas todo este tiempo atrás serán por fin cumplidas si no en su totalidad, al menos sí en parte.